Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

SEMANA DEL RELATO ZOMBIE,HOY: IRENE COMENDADOR

NOTA:“Quiero dar gracias a tod@s los que os habéis afiliado con mi blog y que perdéis minutos de vuestras vidas de supervivientes en visitarlo porque dentro de lo que cabe, hago lo que puedo. También dar gracias a gente como Irene comendador que aportan nuevas ideas a INFECTADOS. Es mas, animo a tod@s a que aportéis vuestras propuestas sin cortaros un pelo, porque ¿de qué me vale tener esto para mí solo si al final se vuelve aburrido?
Empecé el blog como una manera de expresar lo que me gusta de una manera divertida y un poco Freak. Detrás de INFECTADO CERO hay una persona bastante extrovertida, abierta y atenta, y este sitio me ha hecho ver que compartir tus gustos con gente que no conoces sino que te escriben a través de miles de kilómetros puede ser algo muy divertido y motivador.
Un saludo a cada uno de vosotros que hacéis de mi blog, algo por lo que merece la pena que encienda el ordenador cada mañana”
(INFECTADO CERO)
*****************

Irene comendador me han enviado un relato sobre zombies bastante bueno, la verdad y me ha dado una inspiración. He estado pensando en que los seguidores del blog podríais crear vuestros relatos zombies sin ningún tipo de normas, solo que incluya algo relacionado con el tema zombi, no os preocupéis por la gramática ni por nada porque no soy Dan Brown ni tampoco busco nada de eso, sólo que pasemos un rato divertido y con la colaboración de todos molaría mas. Así que manos a la obra que seguro que si me porto bien algún premio puede llegar a vuestras casas ;).

Y como dice Karol Scandiu, saludos my Little Zombies wraggggg © de Karol ;)



¡¡¡Estúpidos zombies!!! (Irene comendador)

Si, lo se, eran demasiados, pero mi valentía no podía menguar al pensar en ello, solo tenia que pensar que el estaba allí, el me necesitaba y si no conseguía cruzar el maldito pueblo, sin duda alguna moriría en la mas desgarradora soledad.

Por supuesto yo me volaría la cabeza en respuesta, porque una vida sin el no tenia ningún sentido, y que decir de dejarme coger, no, no seria un maldito de esos, no seria una masa de carne putrefacta que oscilaba sin control y con el único objetivo que acabar con la raza humana, no, eso ya me encargaría de que no pasase.

Apostada en la azotea del MacDonald, era inmune a sus estocadas, ellos no podían subir aquí, y no eran tan inteligentes como para encontrar la forma de escalar el edificio, pero también se me podía ver con facilidad y empezaba a sucumbir en el pánico, al comprobar que cada minuto que pasaba eran mas los que se amontonaban al olor de mi carne aun viva.

Cogí la escopeta con las dos manos, y tracé mi plan por décima vez en mi cabeza, sin dejar que ninguna opción fuese controlada, y con la furia recorriéndome las venas, me aproxime a la puerta de entrada al maldito restaurante de comida basura.

Abrí la puerta esperando encontrarme con algunos de ellos, pero no fue así, eso me dejaba un margen un poco mas holgado, y con deliberada lentitud fui bajando las escaleras hasta encontrarme en la cocina, solo debía llegar hasta el armario de Ben, donde sabia escondía las armas de fuego de su padre y después de apropiarme de ellas, salir como alma que lleva el diablo de allí.

Conseguí pasar desapercibida por los dos zombies que estaban al otro lado de la barra, haciéndose con los pequeños despojos del cuerpo de Alice, la camarera del Burger, y con mucho cuidado abrí los portones del armario, con tan mala suerte que uno de estos emitió un lamento al ser hendido por mis manos temblorosas, e inmediatamente los despojos me miraron y pusieron esos ojos secos casi a brillar de la emoción de carne fresca.

Localicé las dos armas, y sin mas, las cogí y las puse dentro de mi camisa, a la que ya antes y con premeditación, había metido fuertemente por mis pantalones, para hacer de ella una bolsa de transporte, mi carne al contacto con el frío metal se estremeció, y viendo que las manos de los zombies, estaban ya muy cerca de mi nuca, volví mi cuerpo y propine un fuerte golpe con la escopeta en la cabeza de uno de ellos, haciendo así que este cayera encima del otro, y parando su paso tan solo una milésima de segundo, tiempo justo para salir corriendo por las escaleras arriba, por el mismo lugar por donde había bajado hacia nada.

Cerré la puerta a mis espaldas, y la atranqué con un palo de madera que había preparado también con anterioridad. Pero al parecer ese pequeño utensilio, no era ni mucho menos lo fuerte que debiera, y al contacto con los golpes de la puerta, cedió, y se resquebrajo en mil pedazos, cayendo al suelo y dejándome casi sin tiempo para pensar en mi siguiente movimiento.

Los monstruos se acercaban con deliberada furia hacia mí, subiendo por las escaleras, y quedando en momentos atrancados en el hueco de subida, por que los dos pretendían ser los primeros en darme caza, ¡¡¡Estúpidos zombies!!!

Pero no me detuve a ver esa estupidez, salté al piso de la azotea y corrí hasta el extremo mas alejado de la puerta, donde se encontraban los cables de la luz, tendidos por encima de la avenida principal.

Me acolgajé en ellos, y al parecer, no tenían corriente o al menos no había aparecido aun, por que no tenia otra escapatoria, así que si así hubiese sido, habría muerto intentando al menos salvarle a el.

Deslice mi cuerpo por ellos, despacio, poniendo una mano sobre otra, y agarrando mi cuerpo a ellos asida con mis piernas, aunque mi cuerpo no era pesado me costaba mucho moverme, mis fuerzas habían menguado bastante en los últimos tres días, y empezaba a notar la ausencia de energía, de potencia de mi personalidad y cuerpo.

Pero no me iba a rendir, no, yo era fuerte y mi corazón torturado me daría el impulso que tanto en estos momentos necesitaba.

Las pistolas que tenía en mi camisa, dejaron de estar en la parte de mi abdomen, para deslizarse a mi espalda, y eso me preocupó, si se me caían al suelo, en estos momentos, seria un palo enorme a mí ya precario plan.

Así que intente subir un poco mi cabeza y bajar un poco también mi trasero, haciendo que las armas, se quedaran en la parte inferior de mi espalda.

Tardaba demasiado en llegar al otro lado, puesto que los endemoniados zombies de la calle, ya habían notado mi presencia sobre sus cabezas, y estiraban sus brazos carcomidos hacia mí, hacia el cielo, en un intento ilógico de llegar a cogerme, ¡¡¡Estúpidos zombies!!!

Las fuerzas empezaban a menguarme y cuando solo me quedaban unos dos metros de mi ansiado destino, sentí como los cables cobraban vida propia.
Al principio pensé en que seria la corriente que entraba en ellos y que en cuestión de unas milésimas, se electrocutaría mi cuerpo por el traspaso de la corriente en el, pero enseguida vi que ese no era el motivo de dicho movimiento, no, por el lugar por donde yo me había subido a los alambres, empezaban a sujetarse los dos no-muertos que antes me habían perseguido.

No daba crédito a mis ojos, ¿Cómo estos descerebrados habían llegado a concebir la idea de perseguirme de esta manera? Ellos casi no lograban andar en suelo liso y firme sin caer de bruces, y ahora estaban acolgajados en mi cable de sujeción.

Pero enseguida vi cual era el detonante de dicha acción, al dirigir la mirada a la muchedumbre que se encontraba debajo de mi, pude ver con claridad como él estaba ahí, y como con unos gritos desgarradores e inteligibles, daba ordenes a mis perseguidores, y si este estaba haciendo eso, no tardaría en mandar subir a la azotea del MacDonald mas monstruitos para hacernos compañía.

Ya me había cruzado con el en un par de ocasiones, una en el hospital, al ir a por la medicina de Jack, y otra en la carretera, cuando empezó a correr detrás de mi jeep, y desde el primer momento en que lo vi, supe que este maldito zombie, no era ni mucho menos como los otros, no, este era algo mas inteligente, tampoco mucho, puesto que si no habría acabado conmigo ya, pero si lo suficiente como para ponerme las cosas mas difíciles.

De momento ya empezaba a sucumbir el cable eléctrico bajo mis manos y piernas, con el excesivo peso de mis perseguidores, si no me daba prisa en cruzar, todos caeríamos sobre las cabezas de la reunión que mi olor había originado en la calle principal.

Acelere mi paso todo lo que pude, e ignore las heridas de mis manos, la quemazón de mis piernas y sobre todo el pavor de ser capturada, intentando mientras por todos los medios no dejar caer las malditas pistolas.

Justo cuando mi mano asía el alero del edificio, que se suponía era mi salvación por el momento, sentí la mano de uno de mis perseguidores en mi tobillo, dejándome helada por un segundo.

Pero de una patada certera, le di en toda la cara y este se aventó contra el suelo, provocando multitud de gruñidos por parte de los encolerizados asistentes a mi captura.

Salté como pude al tejado, y en una vuelta rápida empuñé mi escopeta y le apunte al rostro del zombie que todavía quedaba en el cable, apretando el gatillo y dejando todos sus secos sesos esparcirse como lluvia encima de la multitud.

Un grito ensordecedor se apoderó de toda la calle, y sin mirar, puesto que ya sabía bien que era del zombie semi-inteligente, corrí en dirección contraria a ellos.

Por encima de los tejados, saltando de un edificio a otro, hasta como era lógico, se acabara la cercanía entre ellos y tuviera que idear otro plan.

Y para mi desgracia esto ocurrió demasiado pronto, dejándome encerrada en la azotea del edificio de la biblioteca municipal, donde se podían oír claramente las voces de los podridos. A sabiendas que estaría dicho edificio plagado de ellos, decidí bajar por la fachada principal, la única que no parecía tener visitantes cercanos.

Me metí la culata de la escopeta a través del cinturón de mis pantalones cortos, y aferrándome hasta con las uñas a la fría piedra, empecé a descender por las figuras de las gárgolas del edificio, intentando no pensar en la altura, y asegurando mis pies a cada paso que daba en dirección descendente.

Cuando un suspiro salió de mi pecho, al notar que si se producía una caída, ya no me haría daño alguno, sentí un fuerte tacto en mi hombro, notando que no podría sacar la escopeta y las armas con suficiente rapidez, solo pude articular mentalmente,

“¡¡¡Definitivamente, Emma, estas jodida!!!”

IRENE COMENDADOR (otra víctima del virus)

21 comentarios:

  1. Me encanta la historia!
    Y me gusta la idea de que podamos enviarte historias sobre zombies.
    Pensaré en alguna y os la enviaré :)
    Shadow

    ResponderEliminar
  2. Waaaaw!!! Me encanta la historia..todo la del zombies me gusta!! sigue asi...besos

    ResponderEliminar
  3. Bueniiiiiisimo Irene. Bueno, bueno, bueno. Me encantó
    INFECTADA-X

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno!!
    Me estoy replanteando el tema de zombies... nunca habia leido porque la verdad no me van pero me estan infectando aca che... ya quiero leer mas cosas de zombies!!

    Infecado... lo de mi blog lo escribi para desahogarme y no matar a mis hermanos... mi rica galletita ya no esta y ellos van a pagar por eso :( jajajaja

    ResponderEliminar
  5. wow, al final lo publicaste, gracias infectado, es un placer oir que te gusto mi historia, ajjaajajaaj
    bueno si quereis que os mande una continuacion solo teneis que pedirlo
    Un beso y gracias a todos por vuestros comentarios, me alegran el dia, es la primera vez que escribo algo asi, ajajajaja
    besos, os quiere y necesita
    Irene

    ResponderEliminar
  6. La Idea Genial... y como no, mi Irene se sale de la tabla;D... que es que esa chica lo mismo le da por lo angeles que por que te comen el cerebro;D... es la mejoR,D

    Y yo, estoy preparando el mio, y os lo enviaré en cuanto lo tenga;D

    y si... Emma, esta definitivamente JODIDA;D

    "Y como dice Karol Scandiu, saludos my Little Zombies wraggggg" jajaja;D

    ResponderEliminar
  7. Karol, he puesto el símbolo de copy right para tu frase jajjajaaj que nadie te la quite

    ResponderEliminar
  8. Angi, gracias. Anímate y nos envías unos de tus versos de temática zombie que seguro lo harás genial. Besos infectados

    ResponderEliminar
  9. Shadow of the dark, envíanos tu relato. Lo esperamos. Besos zombies a tí también

    ResponderEliminar
  10. Bue, acabo de leer la nota... en realidad la lei hace un ratito y me colgue con una peli y me olvide de comentar...
    No soy muy buena escribiendo y menos algo sobre zombies pero ya que aceptan sugerencias... como ponen pelis y esas cosas, podrian poner una categoria que hable sobre los zombies... que explique como son, como se convierten, como se matan... y esas cosas... para personas inexpertas en ese tema como yo que podrian ser atacada en cualquier momento (? jajajaja

    ResponderEliminar
  11. Ok CKS anotamos y seguimos tu sugerencia. Te convertiremos en una matazombies

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el CopyRight;D... jajaja,
    Y, te he enviado un mail, bueno, como no tenía el mail tuyo, envíe un mensaje a través del perfil de seguidor, y se supone que te llegara un mail, ojo te saldrá mi dirección de correo personal pero he puesto mi nombre en el asunto, total a lo que iba que me lio, te envié el mensaje, dime si lo recibiste, y sobre el asunto del mismo.. ya lo veras tu;D...
    saludos my Little Zombies wraggggg © de Karol ;)

    ResponderEliminar
  13. Hola Infectado..Aqui esta q me pediste espero q te guste..
    LOS MUERTOS VIVENTES
    Muertos viventes
    que vengan por las calles
    en busca de inocentes niños,viejos o chavales
    tumbas abiertas con olor de podedumbre
    bailan despiertas a la sombra de la lumbre
    el cementario brilla por las velas encendidas
    por tantisimo derroche de vidas humanas perdidas
    no salgas-(escondate)o ellos te atraparan
    y con pasion de demente las tripas te comeran
    te sacaran el corazón los ojos y la lengua
    te arrancaran el corazón mientras su hambre ya mengua..

    ResponderEliminar
  14. Dios, es que mi Angy es genial, jajajaj, cariño tu puedes escribir sobre lo que sea ¿no?
    vayaaaaaa, me sorprendes todos los dias pero ver como describes zombies y su alimentacion me ha encantado, ajajajajaj
    si, definitivamente este infectado esta haciendo que nuestras mentes cambien, se transformen, que nos infectemos de su ponzoña zombirica, ajajajajaj
    vale, ya lo dejo que luego dicen que que me tome, ajajajajaj
    besos para todos, en especial para mi Karol, que estoy deseando leer eso que te envio, ella e la mejor, y para los dos infectados, sois la caña, ajajaj

    ResponderEliminar
  15. Hola Infectados;D pues nada, ahora que tengo el mail, pues te lo reenvio al mail entonces;D kisses...

    ResponderEliminar
  16. Angy, envíanoslo al correo con una foto para que puedas participar. Besos zombies

    ResponderEliminar
  17. Ahhhhhh jeje como me a gustado mi Irena pero la frase final lo q hizo fue partirme de risa!! si Emma esta mas que Jodida ajaja linda ya me encantaria saber que paso!! y sobre todo a quien iba a salvar!!! Espero lo puedas continuar besos!!

    E infectado muchas gracias por permitir que prsonas tan excelentes nos brinden esos escritos y nos demuestren de todo lo q son capaces!!

    Besos lindo cuidate!!

    ResponderEliminar
  18. Es la primera vez que leo algo tuyo, Irene y me has dejado muerta, zombie no ¿vale? (que repelús), muerta.

    Niña, que bien escribes, lograste que me metiera en tu relato y sufrí en todo momento, uff, que mal lo pasé tanto en el McDonald, como cuando se estaba deslizando por los cables y se dio cuenta que los infectados estaban siguiendo su ejemplo, cuando uno de ellos le coge el tobillo, pero lo peor fue el final, me dejaste angustiada, así que sí, quiero la continuación.
    No quiero que muera, quiero que sea una heroína, como mínimo.

    Besos Irenilla y que sepas que tuviste una muy buena idea al mandarles el relato.

    ~Ade~

    ResponderEliminar
  19. wow Ade, mil gracias por tus palabras, y me alegra que te guste mi forma de escribir, ajajajajaj
    Bueno, hare una continuacion y se la mandare a mis infectados reales, jajajajajaj, y luego ellos que decidan que hacer con ella, ajjaajaj
    Un beso guapa
    Irene

    ResponderEliminar
  20. Que final! Veo que harás una continuación, yo quiero saber de quien es ese tacto en el hombro de Emma.

    Estupendo relato Irene

    Besos

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS