Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

HISTORIAS PARA NO DORMIR JUNTO A MI HERMANO LOREN

Hace treinta y pocos años, que no son nada, en televisión española vi por primera vez una película de zombis. Para los que sois muy jovencitos, igual no lo recordáis porque no estábais ni en proyecto de existencia, habían dos canales de TV. Estaba la 1 y la 2. No habían mandos a distancia y tenías que apretar el botoncito para cambiar y para encender y apagar. El televisor era como un lavavavillas de gordo y eran de los que si utilizabas muchísimo llegaban hasta a realizar un pequeña explosión que quería decir que a tomar por saco la tele. Yo llegué a ver dos explosiones, una con un televisor que sólo se veía en blanco y negro y luego cuando compramos la tele en color.
En casa nos sentábamos a ver la tele todos juntos saliese lo que saliese. Tanto niños como mayores veíamos lo que ponían: Heidi o Marco, Bonanza, Con 8 basta , Starsky y Hutch o Los hombres de Harrelsson (Por dios, que vieja me siento y que alguien diga que vio también esas series y que no he sido yo sola).
Una vez por semana emitían una serie del gran Narciso Ibáñez Serrador (el del un, dos, tres, el de la calabaza y el de "hasta aquí puedo leer..." de Mayra Gómez Kemp). El programa que emitía películas de terror se llamaba HISTORIAS PARA NO DORMIR.
A mi me encantaron títulos como "¿Quien puede matar a un niño?" o "El caso del señor Valdemar".
Pero con la que me cagué de verdad y estuve como dos meses sin dormir hasta que casi se hacía de día fue con "NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS".
La película era del director Jorge Grau con muchos actores españoles y extranjeros y se rodó en inglés. Luego al español e italiano. El programa empezaba con la cabecera que viene a continuación:

Ahora dirán los más jovencitos: "Fuerte mierda de cabecera de programa". Pues no, era lo más del momento. Y en blanco y negro, como tiene que ser.
El propio Chicho (Narciso Ibáñez) antes de emitir la película que ponían esa noche, se lavó las manos delante de los espectadores diciendo lo siguiente: "yo me lavo las manos como Pilatos". Y lo hacía con una palangana (especie de cubo donde se mete la ropa sucia o la que se va a tender después de lavarla) llena de sangre. Yo toda privadita... "¡Ay, qué rico! Esta va a ser de miedo de verdad".
La alegría me duró poco porque sólo el sonido de la maquinita que produjo que los muertos volvieran a la vida, lo recordé a partir de entonces en cada ruido que oía durante los dos meses que estuve con el culillo apretado.
Yo casi estuve a punto de salir corriendo del cuarto de la tele para no oirla ni verla. Pero claro, 1.- la casa era pequeña (¿A dónde ibas?), éramos muchos hermanos (recuerdo que me agarré al brazo de mi hermano Lorenzo porque así no veía las imágenes, pero no me daba tiempo de taparme los oídos. Y si no, el me retransmitía las imágenes. "Mira, Macu, mira como sale del cementerio. Yasssss... lo que le está haciendo". Era un cabroncillo... 2.-Si salía de la habitación, como que corría el riesgo de que aquellos zombis aparecieran por cualquier sitio. Así que me quedé donde había peña. No se por qué en las películas la gente tiende a dispersarse cuando están atemorizados, yo no me moví de allí.
Ese hermanito era muy simpático, además de cabroncillo.  Siempre que veíamos una película de miedo no tardaba en venir cuando todos estábamos en la cama a oscuras y acostados, a la habitación de las chicas (éramos tres en una habitación). El niñito venía sin esperarlo  y se acercaba por los pies de la cama y te pegaba un susto de un par de narices; tocándote como si fuera una garra o pegando un grito. Y lo peor era si no lo hacía, porque te podías pasar toda la noche esperando el susto.
Yo no olvidé el título de esa película y lo que a mí traumatizó. Antes no era como ahora en el que los padres están pendientes de lo que ven sus hijos por la tele. Todo era diferente, por lo menos en mi casa. Te decían: "¿no ves que es una película?" Mira qué consuelo el que me daban...ya podía estar dos meses con los ojos como platos que ni daba pena.
Cuando pasaron los años ya pude verla tranquila y no me dio tanto miedo. Para ser española y de los años setenta, es una buena peli de zombis. Aún en los EEUU se vende en formato BR y DVD con más títulos de películas del género. Aquí les dejo un trailer de lo que pude encontrar en youtube de escenas de esa película realizada por un blog, porque no hay nada más y mira que me he roto la cabeza buscando. Esta entrada se la dedico a ese hermano que murió en un mes de Agosto y al que yo me sujetaba del brazo. El ya no está, pero si la pudiese estar viendo, se reiría de mi como hacía siempre. Seguro que hasta participaría con nosotros en este blog, y aún nos iríamos de marcha hasta perder el conocimiento (¿qué es eso?). Además nos saludaría a todos con un "Oh, ¿que hay?" Era la caña y vivió como Dios por como disfrutó de la vida. No le quedó nada pendiente que hacer.
Para ti, Loren, por los sustos que me diste y lo que te reíste de mi esa noche. También por los buenos momentos que vivimos juntos y que aún los siento.
INFECTADA-X

8 comentarios:

  1. Nena, no me caben ya dudas de lo valiente que eres si de pequeñaja veías semejantes vídeos,jeje!
    Una también ronda los treinta y poquitos "mis buenos sudores me han costado", así que me acuerdo perfectamente de ver las series de Heidi, Marco, Bonanza o Con 8 basta, pero por lo que veo tenía la tele más censurada de lo que creía porque de haber visto estas historias te aseguro que me acordaría.
    Me ha entristecido y conmovido la pérdida de tu hermano, menuda pieza debería estar hecha, yo también me he críado entre varios hermanos y siempre doy gracias por eso, mi infancia fue muy feliz. Por otro lado ha sido precioso lo que has dicho, que se fue habiendo sabido vivir la vida y sin deudas pendientes.
    Me emocionaste queria infectada, gracias por hacerme volver a la infancia por un momento.
    Un abrazo sincero y ¡Viva la generación de los 70!

    ResponderEliminar
  2. Aquí tienes a otra de los 70. Vaya si me acuerdo de esa época, yo soy la pequeña y era a mi a la que le tocaba cambiar de canal, subir y bajar la voz...era el mando a distancia.
    De la serie del señor Narciso, me acuerdo perfectamente, la veía hecha un ovillo agarrada al brazo de mi madre, y me encantaba, aunque luego acababa metida en la cama de mi hermana.
    Una preciosa dedicatoria a tu hermano, que seguro que donde este te sigue ofreciendo su brazo para que te puedas agarrar cuando tengas miedo.
    Por cierto, muchas gracias por los ánimos.
    Un besito, de los grandes.

    ResponderEliminar
  3. Ai mi Infectada... aun que no vivia en España en esta epoca, todo lo que digiste, mi marido me lo contó mas de una vez. El es de la misma "quinta", nació en el 70, y anda que no mne contó cosas como las que tu has echo esta entrada, sin lugar a dudas, mentó a "Hisorias para no dormir".

    Estoy segura, mas que segura, que tu querido hermano Loren,estará mirandote desde donde esté, y de ese lugar tan previlegiado en el que se encuentra, estará orgulloso de la marivallosa persona que es su hermana. De la madre, hermana, amiga, escritora, hija devota... de todo lo que eres y significa para los que te rodean, entre los cuales me incluyo a mi, y echo por lop que estoy agradecida cada día. Y también, es seguro se estará riendo de ti a pierna suelta por los sustos que te pegaba, por los momentos de hermanos que nunca se borraran de tu memoria... y orgulloso de la mujer tan soberana en la que te has convertido;D
    Ai, que me pongo a llorar... que te aprecio mucho, y que con cada letra tuya, me siento mas cerca a ti;D

    Kisses mi Infectada;D

    ResponderEliminar
  4. Yo nací en el setenta y siete, pero recuerdo esa cabecera y también una serie de películas de miedo no recuerdo ya, por que soy olvidadiza, pero en la cabecera salía Alfred Hitchock. En particular recuerdo la de una, creo que era rubia, pero la televisión era en blanco y negro en aquella época y no estoy segura, en fin creo que era rubia, no se que hizo pero estaba en la cárcel. La rubia hizo un pacto con un hombre mayor que era el encargado de enterrar a los muertos de la cárcel, vamos el enterrador. Este a cambio de dinero, le dijo que cuando sonara las campanas anunciando el próximo entierro, se metiera en el ataúd y que cuando pasara todo, el iría y la sacaría. Total, cuando la mujer llevaba ya un buen rato allí se desesperó y le entró curiosidad por saber quien era el muerto sobre el que estaba tumbada, así que encendió una cerrilla y se encontró con que el cadáver era el enterrador que tenía que sacarla. Después la imagen cambia, y se ve el cementerio, con un vientecillo que arremolinaba hojas secas en la sepultura y el grito de la mujer que nadie nunca escucharía. Aquella película me hizo como a Infectada X, me dio siempre un miedo que me moría. Recuerdo que mis padres se acostaban y nos quedábamos todos apiñados en dos sofás, los ocho hermanos. Aún recuerdo la bronca que mi padre nos pegó, cuando al final de viernes trece, el niño sale y vuelca la barquita en la que iba la ultima superviviente y yo y mi hermana mayor pegamos un grito en mitad de la noche que menos mal que vivíamos en el campo, sino hubiésemos despertado a todo el vecindario.

    En mi casa cuando era pequeña pasaba igual, yo tengo siete hermanos, y veíamos todos en familia lo que hubiese esa noche, esa tarde o cuando llovía y no podíamos salir a la calle. No se tenía el control que se tiene ahora en esos temas. Me trajo muchos recuerdos esta entrada.

    Pienso como Karol, tu hermano allá donde esté seguro que esta orgulloso de vosotros, y os felicita por el pedazo de blog que tenéis.

    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, no te preocupes, yo también soy de las que veía en la tele sólo la 1 y la 2 porque no habían más, y de la época de Heidi y Marco, que no veía porque mi padre las consideraba inadecuadas para una niña pequeña por su gran carga traumática, jajajaja, pero mis compañeras de clase me la contaban igual xDD.

    No me cabe duda de que a tu hermano le llegará el mensaje, ¡genial la entrada!

    Besos,

    Lana.

    ResponderEliminar
  6. Iris, yo recuerdo esa película. Mi mayor pánico es la muerte. Y la recuerdo perfectamente. Voy a ver si encuentro el título porque me gustaría verla de nuevo. Ese final con el que la iba a desenterrar muerto junto a ella fue aterrador. Yasss en cuanto empecé a leer tu comentario ya sabía que peli era. Y luego había otra en el que en una casa toda victoriana mataron a un tío al que lo envolvieron con una bolsa de plástico y la tía o el tío que lo mato, ahora no me acuerdo, aparecía en las escaleras, en los pasillos respirando bajo la bolsa. Ay que repeluss. Y otra actriz que salía mucho en ese programa era Lola Gaos, te acuerdas? Cuando se ve en la cama agonizando incluso después de muerta? ahhhhhhhh voy a buscarla ya en youtube

    ResponderEliminar
  7. Para los nombres de los actores soy muy mala, y se me olvidan. Pero yo ya te digo que cuando veo la cara de Alfred, con aquella musiquilla que sonaba, me da arrrrr, y siempre que pienso en películas de miedo, me acuerdo de la rubia en el ataúd. Recuerdo durante mucho tiempo estarle preguntando a mi madre, "mama como se sabe si de verdad estás muerto", jeje. Si la encuentras me dices, yo también quiero verla, haber si me quito el trauma.

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  8. Infectada X!!!
    Qué decir???
    Bueno, yo tengo unos cuantos años menos que todos las blogger@s que dejaron comentario...

    nací en el '86, pero aún así, llegué a ver este programa... porqué?
    Bueno, primero y principal, a la Argentina, los buenos programas llegan tarde y segundo, hay canales que repiten programas de otros países o compran el formato...
    He visto películas de esa época con un primo que tiene mi edad y con el cual nos hemos criado como hermanos, porque había un canal (ya ni el nombre recuerdo), que tenia un programa durante la noche que se dedicaba a pasar pelis viejas de terror... wu!!!
    Y mirábamos encantados esas pelis... lo hacíamos en casa de mi abuela (en un mismo terreno, mis padres tenían su casa en la parte delantera y mi abuela detrás, con un enorme patio de por medio y yo dormía con mi abuela, justamente, porque ella nos dejaba mirar pelis de terror, jeje)

    La peli que más miedo me dio fue la clásica "el amanecer de los muertos vivos" y mi primo era muy como tu hermano, listo para asustarme en cualquier momento... y si no lo hacía él, lo hacía la menor de mis tías, apenas 17 años más grande que nosotros... ya luego vi las remake, pero no son lo mismo, jeje... uh! y Nosferatu, esa fue la peor... no dormía por miedo a que ese vampiro calvo y horrible me atrapara...

    Hoy en día, miro pelis de terror pero ya no soy tan valiente como antes, dejo siempre la luz prendida, jeje...

    En fin, tu entrada me hizo recordar viejos tiempos y me emocionó mucho la parte de tu hermano... él debe de estar orgulloso de ti y de este hermoso espacio que estás creando junto a los demás infectados...

    hasta pronto!!!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS