Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

SUPERVIVIENTES X EN... ZOMBIES, VAMPIROS Y CHICAS... (Por Karol Scandiu)

Supervivientes X en........ Zombies, Vampiros y chicas.... (2ª PARTE)

—Sé que me voy arrepentir de eso, pero... ¿que piensas Jonny? —después de una noche que todos querían olvidar, habían conseguido hacer callar a Jonny, pero este no dejaba de revolverse en el colchón, y dígase de paso, dormían los tres en cuatro metros cuadrados, así que se hacia difícil (muy difícil) ignorarlo. Después de media hora pensándolo, por fin Nate decidió que de una vez dijera que es lo que le traía tan “preocupado” a Jonny.
—¡Joder, Nate! Cuando finalmente se calla, vas tu y le das cuerda. ¿No ves que es como esos muñequitos a los que no se les acaba la pilas nunca? Si, de estos que estas seguro de haber dado al puto “off” y de pronto en medio la noche empieza a gritar “Mami, Mami” —Drew iba mejorando en lo que a “ofender” a los demás se refería. Seguía sin hacerse entender demasiado, pero algo es algo.
—Tuviste una infancia muy dura, ¿verdad? —le contestó Nate muy serio, al estar seguro de que el echo de que la madre de Drew se hubiera convertido en un Zombie, no era del todo malo.
—¡¿Por que lo dices?! ¡¿Insinuás que mi madre me vestía de niña y me hacía jugar con estas estúpidas muñecas que llevan pañales y si no les pones el chupete no dejan de llorar?! —Nate se sentó, encendió la pequeña linterna, aun a sabiendas de que tenían que ahorrar pilas, aquel momento requería “toda su atención”.
—Necesitas hablar con alguien sobre eso —dijo seriamente, pero conteniendo las carcajadas a toda costa, hasta que la cara de Drew iluminada por el foco de la mierda de linterna que sostenía, le hizo estallar.
—Queréis callaros... creí que habías dicho que hacía falta un “poco de silencio y menos chorradas” —habló por fin Jonny imitando la voz de Nate y su marcado acento escoces.
—Venga... di de una vez que es lo que te pasa —Nate habló iluminando el rostro de Jonny.
—Ahí vamos —resopló frustrado Drew.
—Estaba pensando...
—¿Tu haces de eso? —le pinchó Nate, recibiendo por contestación una colleja de Drew.
—¡Hey! Que aquí el que se lleva las collejas eres tu...
—Tu dijiste que hablara, así que dejalo hacer o no podremos dormir nunca —le contestó girando de nuevo la mano de Nate hacia Jonny para que volviera a enfocarle.
—Gracias —dijo ese en tono serio—. Estaba pensando —se detuvo al oír como sus amigos se reían de forma ahogada—. Que os he oído. Pues eso, pensaba qué —volvieron a reírse, pero en esta ocasión estallaron en carcajadas—. ¿Sabes qué? Iros a la mierda —se tumbó dándoles las espaldas.
—Venga... va... Perdona Jonny, te oímos —con tono serie Nate volvió a alumbrarle y este se sentó, poniendo cara de serio, y con aire pensativo poco (nada) común en él.
—Pues eso... ¿que aspecto tendrá Marilyn Mason convertido en Zombie? —el silencio era absoluto. Jonny interpretó como que les había interesado el tema, así que siguió con su “desvarío”—. Pues eso... ¿os lo imagináis? Si el tío ya parece un puto zombie en los vídeos, bueno cuando va por la calle también, así que, ¿que pinta tendría el cabrón ahora mismo?
Jonny se quedó a la espera de saber que opinaban sus amigos de su pensamiento “tan importante”, y la respuesta no tardó en llegar, cuando Nate le lanzó la linterna a la cabeza.
—¡¿Es que eres gilipollas?! ¿Por esa chorrada de diarrea mental que se te ha ocurrido, llevamos dos horas sin dormir? —Nate estaba agotado, y el echo de pensar que pudieran ser los únicos sobrevivientes del planeta cada vez alentaba mas su vena suicida—. ¿Sabes que os digo? Mañana como si nos acerquen otra horda de Zombies, te empujaré hacia ellos Jonny, y...
—Vale... dejalo estar, NateDrew tomó la palabra, para asombro de los dos, que aun que Jonny estuviese seguro de la importancia de sus pensamientos, no se esperaba que Drew pudiera entenderlo—. Mañana será otro día, durmamos, descansemos, y mañana cuando estemos a millas de aquí, podremos reírnos hasta que nos entre flato al recordar que hemos dejado al puto Jonny solo en medio de la NA - DA —terminó gritando y en plena oscuridad y se lanzó sobre él.
Nate intentaba detener la pelea, pero la linterna había dejado de funcionar, y lo único que conseguía era que todos los golpes acabasen contra su cabeza.
—¡A LA MIERDA LOS DOS! —gritó y abrió la puerta, saliendo al hall del abandonado motel de carretera, dejando a Jonny y Drew quienes creían que se estaban pegando, y en realidad golpeaban las almohadas mas cercanas.
—Anda, entra Nate. Sabes que es peligroso, no te hagas en machote —Drew salió tras su amigo, mientras Jonny hacia lo mismo.
—Ya hemos terminado, ¿vale? No nos pelearemos mas, entra...
—Odio el fin del mundo —le interrumpió entonces Nate vociferando cerca a la puerta de salida—. Odio a los putos zombies, odio Masachussets, o como coño se llama donde estamos ahora mismo, y os odio a vosotros dos. En cuanto amanezca...
—Eso es algo que no entiendo —Jonny empezó hablar. Como de costumbre le daba un poco igual quien estuviera hablando—, ¿por que tenemos que esperar a que amanezca? Que son Zombies, no vampiros, ¿que mas da que sea de día o de noche?
—Yo también lo había pensado —Drew parecía interesarse por primera vez en algo que decía Jonny—. De día o de noche están por ahí, ya sabemos que no se hacen cenizas como los vampiros, ni nada parecido...
—¡¿De verdad eso esta pasando?! —Nate tenía los ojos a punto de salir de sus órbitas, y miraba a sus amigos dejando claro que si tuviera una pistola, seguro alguno ya estaría muerto—. ¿De verdad que estoy aquí fuera, desesperado por sobrevivir y vosotros discutís sobre las diferencias entre zombies y vampiros? DIOSSSSS... que alguien me pegue un tirooooo —terminó la frase bramando con todas sus fuerzas, y viéndose interrumpidos por los gorgoteos que de pronto ocupaban todo el hall del viejo motel.
—Bien hecho Nate —habló Drew caminando despacio hacia la habitación que antes ocupaban—. Has conseguido alertar a todos los zombies con tu “crisis nerviosa”.
Hey, chicos —Jonny sujetó a Drew por el brazo, mientras que Nate ya estaba su lado—, creo que entrar en el cuarto no es una buena idea.
Los tres se giraron, viendo como la mochila que antes contenía la poco comida que habían conseguido, estaba ahora siendo devorada por un par de muertos vivientes, y como de pronto estaban cercados por decenas de ellos.
El hedor en el aire ya era insoportable, podían incluso oír como sus podridos estómagos rugían ante al aroma de sus carnes y cerebros.
—¿Y ahora qué?
—No tengo ni puta idea, Jonny —le contestó Nate, viéndose interrumpido entonces por la estridente música a todo volumen.
Les costó unos minutos identificar la canción que sonaba, pero en cuanto lo hicieron, Nate juraría que Jonny se reía por dentro ante el sonido de Sweet Dreams de Marilyn Mason.
—¡HEY! Cabrones babosos de mierda, venid aquí —la voz sonó a sus espaldas, donde las escaleras llevaban a la planta superior.
Y como si la orden de mirar no hubiera sido dado a los zombies, sino a ellos, se giraron para apreciar la belleza de la mujer que profanaba tacos y que empuñado una escopeta mas larga que el antebrazo de Jonny empezaba a disparar.
—A ver si os gusta eso —gritó la mujer, y a la música se sumaron los disparos y los grotesco ruido que emitían los zombies cayendo uno a uno.
Los tres estaban mirando a la cima de la escalera, viendo como de pronto dos chicas mas se unían a la fiesta, también provistas de armas, y disparando sin cesar.
Los tres imbéciles se quedaron en medio del hall, con los balazos que pasaban rozando sus oídos, el zumbidos de estos haciendo eco en sus tímpanos, y lo único que eran capaces de ver era a las tres chicas vestidas como Angelina Jolie en Tomb Rider.
Jonny miraba embobado a la rubia que llevaba el pelo atado en una larga coleta, babeando como un energúmeno a cada movimiento de la muchacha, encontrando belleza hasta en como se quitaba de encima los trozos de carne podrida de los zombies que explotaban en su cara.
Nate nunca antes había tenido tal erección, ni cuando vio por primera vez el ejemplar numero de 1 de Spider Man aun en su envoltorio original. La chica pelirroja con su ajustado pantalón de cuero negro, disparaba con una mano a los zombies mientras con la otra sujetaba el toca Cd portátil, y él estuvo seguro que podría morirse en aquél preciso instante que ya todo daba igual, había valido la pena vivir con tal de ver aquella muchacha en acción.
Drew miraba a la tercera de ellas. Era mas bajita que las demás y con una negra y corta melena, justo por debajo de las orejas, y en la barandilla de la escalera tenia apoyada una gran escopeta, y disparaba sin dejar de sonreír, mientras él maldecía a su madre por las noche en que le decía que las “chicas era cosa del Demonio”.
Los disparos seguían, ya no quedaban apenas zombies (o muebles) enteros allí, y los tres no habían movido un solo dedo.
—¿Soy solo yo, o ellas se mueven en camera lenta?
—No... yo también lo veo —contestó Nate a Jonny, a tiempo de agacharse cuando uno de los zombies intentó cogerle, como si lo hubiera echo toda la vida, y sin quitarle el ojo a su musa pelirroja.
—Si, tíos —les completo Drew—. Van en camera lenta, estoy seguro de ello...
Siguieron mirando a las tres guerreras, mientras estas una vez terminaron de eliminar a los zombies, y salvarles el culo, se acercaron quedándose de pie a poco pasos de ellos.
—¡SOIS GILIPOLLAS O QUE OS PASA! —gritó la rubia, sacándolos de golpe de sus embobamiento—. Llevamos aquí dos puñeteros días, y vosotros, CAPULLOS, en tres horas habéis alertado a todos los zombies del jodido Kansas...
—¿No estábamos en Masachussetes? —dijo Jonny sin dejar de mirar a la versión rubia de Lara Croft, recibiendo entonces un sopapo en toda la nuca, otorgado por su diva—. Me ha pegado. Me ha dado en la cabeza —completó entonces con la voz de alelado, y poco mas se pondría a babear.
—Ahora tendremos que marcharnos, y buscar otro lugar para quedarnos —dijo por fin la chica bajita, mientras Drew se sonrojaba como un crío al oír su voz.
—“Habrá que esperar a que amanezca” —dijeron a la vez la peliroja y Nate, y se miraron como si fuera la primera vez que se veían.
—Que son Zombies, no vampiros —les interrumpió la rubia recibiendo como contestación una especial de “quejido – gemido – suspiro” que emitió Jonny al oírla.
Se quedaron en silencio, hasta que un ultimo zombie gruño, y arrastrando la parte superior de su cuerpo que era la única que le quedaba, recibió un balazo en toda la frente por parte de rubia, sin tan siquiera mirar en su dirección.
Ahora sin dudas, los seis lo veían todo en camera lenta.
Rodeados de zombies putrefactos, vísceras, y una pestilencia indescriptible, los antes solitarios e imbéciles amigos, miraban a las tres angelicales y heroínas muchachas que les habían salvado.
—¿Y ahora donde vamos? —preguntó Nate sin moverse.
—Subamos al coche, ya lo veremos —le contestó la chica rubia dirigiéndose a fuera, siendo entonces seguida de cerca por todos los demás.
—No nos habéis dicho como os llamáis...
—No tan rápido Cowboy —contestó la pelirroja a Nate, y echo una mirada a sus amigas—. Primero veremos si podéis sobrevivir a esta noche, y entonces si lo hacéis, quizás os diremos nuestros nombre... quizás...

KAROL SCANDIU (CONTINUARÁ)
VER PRIMER CAPÍTULO EN http://infectadosblog.blogspot.com/2010/07/semana-del-relato-zombie-hoy-karol.html O IR A http://www.deseoyoscuridad.blogspot.com/ (página de la autora)

9 comentarios:

  1. Dios... amo a estos tres estupidos chicos!! jajaja son terribles Karol!!!
    Ya me muero por como sigue... y ver que tal son las chicas con ellos jeje

    ResponderEliminar
  2. Ayyyyyyy mi Karol, pero a quien mas que a ti, se le ocurriria poner en la trayectoria de estos tipos "tan inteligentes" unas pivas como la tom raider, ajajajajajajaj, y por lo que veo tendran mas cositas en comun entre ellos, ajjaajaj me encanta, crei morir cuando se estaban comiendo los zombies las cosas de la mochila sin dejarles entrar de nuevo a la habitacion, me encanto
    Un beso y ya estoy deseando leer el siguiente capi
    un beso, abrazo y escupitajo infectado de la Irenilla

    ResponderEliminar
  3. Uy que capitulo Karol esos zombies se las traen.

    ResponderEliminar
  4. Heyyyyyyyyyy... jajajaja, que estaba off total, me quedé embobada con una peli, y ni vi que ya estaba actualizado;D
    Me alegro muuucho q os esté gustando, y que mi infectado al parecer esté mejor y haya podido pasarse por aqui;D

    Gracias querid@s... y espero que sigáis echando unas risas con mis 3 friks zombies;D

    Kisses my litlle zombies....

    ResponderEliminar
  5. ¡Como me gustan estos frikis! Tienen tiempo hasta de ponerse palotes en medio de un bombardeo jajajjaj que bueno.
    INFECTADA X

    ResponderEliminar
  6. Que arte tienen los infectados, madre mia se les pega todo lo malo xDDDDDDDDDD . saludosss que buenoooo Karoooooliiiini

    ResponderEliminar
  7. XD por todos los diablos!! como me gustaria tener un par de zombies ahora mismo, me iría a la aoztea del edificio y me pondría a sniperearlos con una buena cerveza en la mano....mira que me hace falta....gracias a la preciosa escritora que me bajo mi mal humor ayer que esta por reventar y hoy que volví a leer

    [Kr3ger Holkan]

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que os haya gustado queriiiiidos, jajajaja, y si aun os quedan quedan ganas, pronto os traigo el "continuaráaaaa....", jajajaj;D
    Ains mi Holkan, que grande eres y que poca cosa son los que se cren mejor que tu>;D arriba el buen humor;D

    ResponderEliminar
  9. Ahhhhh Karol como de la risa con estod 3 de verdad!!! de solo imaginarlos embobados mietras volaban vuceras y sonaba una cancion de Marylin Manson me muero de la risa!!! Mas subreal ajejjeje!!

    eres grande mi nena!! ya me paso al siguiente!!! Besos

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS