Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

SUPERVIVIENTES X, en...ZOMBIES, FOSAS COMUNES Y COWBOYS (por KAROL SKANDIU)

—Como de costumbre, gracias por jodernos la vida, Drew...
—¿Pero porque todo tiene que ser culpa mía? —Drew miró a Nate, quien caminaba algo alejado de ellos.
—Porque eres gilipollas, porque estábamos en culo del mundo con virus infectó a todo jodido ser humano en la tierra, y porque las únicas tres personas que podrían ayudarnos, y conste que estaban buenas y cachondas como tres perras en celo, se han marchado por tu puñetera culpa... ¿lo has entendido o quieres que lo dibuje? —finalizó Jonny dándole una colleja a su amigo.
—¡No ha sido culpa mía! ¿Cuantas veces tendré que repetirlo? —bramó Drew tirando a la cabeza a Nate la cantimplora con la poca agua que les quedaba.
—¡Eso! Encima tira la única agua que tenemos...

Todo se había torcido, aun mas de lo que ya estaba. Habían estado con las chicas durante dos días, hasta que Drew decidió que estaba enamorado perdidamente de la morena que se llamada Katy, o eso le había dicho, y no se le ocurrió nada mas que pedirla en matrimonio.
—¿Como pudiste siquiera pensar que le parecería “romántico” o que diría que si? Lo único que conseguiste fue acojonarla, y claro, cuando Jonny le dijo a la rubia... ¿como se llamaba?
—Liza —contestó Jonny de mala gana.
—Lo que sea... cuando le dijiste que talvez deberíais de “echar uno rapidito” por si morían antes de amanecer, eso colmó el vaso. Los dos sois gilipollas —Nate estaba mas que enfurecido. Y aun que intentara ocultarlo, en gran parte se debía a que gracias a los dos imbéciles que iban con él, no volvería a ver a la pelirroja que se hacia llamar Georgina.
—Vamos... que no es para tanto, seguro que encontraremos mas compañía, o lo que sea...
—¿O lo que sea? —Nate miró a Jonny pero en lugar de propinarle el puñetazo que se había preparado, se echo a reír como un poseso.

Jonny se quedó mirándolo totalmente desconcertado, y estuvo seguro que al fin se le había ido la cabeza a Nate.

Drew se giró hacia Jonny y se unió a las carcajadas de Nate.
—¿Que cojones os pasa? Os habéis vuelto tontos, ¿o qué?
—Es... que... ay Dios, que me meo... —Drew no era capaz de decir nada sin ahogarse.
—Por fin... por fin tengo mi venganza —bramó Nate mirando al cielo.
—¿QUÉ? —gritó por fin Jonny, y como respuesta Nate señaló hacia el pecho de este, que hacia segundos llevaba cubierto hasta que a causa del calor se había quitado la camiseta.
—Es perfecto... —Drew reía tanto que creía que se privaría de un momento a otro.
—¡¡¿PERO QUÉ COJONES ES ESO?!! —dijo Jonny mirando hacia abajo y viendo unas enormes letras negras en su pecho—. ¡¡DEJAR YA DE REIROS, JODER!! ¿QUE PONE? ¿QUE ES LO QUE PONE? —sus amigos se veían incapaces de detener las carcajadas.
—Pone... ai... no puedo... yo... —Drew cayo sentado al suelo, y los espasmos de la risa ya le hacían doler las costillas.
Puede que en otra ocasión no tuviera tanta gracia, pero sin lugar a dudas, aquel era el mejor momento por el que pasaban los amigos en los último largos e interminables 5 días.
—“PRINGAO” —contestó por fin Nate, y llevando la mano al estomago parecía sujetarlo como si de un momento a otro lo fuera a echar entre tanta risa.
—¡¡¿PRINGAO?!! Por favor, decirme que no es un tatuaje —Jonny empezó a frotarse la tripa con la camiseta, y agarró la cantimplora echando el agua de esta sobre el pecho.
—No... no es un tatuaje, pero si rotulador imborrable... que... lo vas a tener ahí, MUUUUCHO tiempo —Nate por fin se cayo al lado de Nate y ambos siguieron desternillándose.
—Si, muy gracioso. ¿Cual de los dos imbéciles habéis sido? ¿Cual de los dos? —gritó lanzando la cantimplora ahora vacía.
—Yo no...
—Yo tampoco, habrá sido... —Nate se calló de pronto al darse cuenta que sería obra de sus “amigas”, y que si lo habían echo durante la noche, de seguro no tenía que ver con lo que había ocurrido, así que ya pensaban dejarles tirados de mucho antes.

La risa se detuvo y se levantó arrancando la camiseta casi de un tirón e inspeccionando cada trozo visible de su piel. Respiró aliviado al ver que al menos él no había sido “marcado” por ellas.
Drew hizo lo mismo y sus amigos le miraron viendo como su pecho lucia igual de blanco que siempre.
Volvían a reírse entonces de Jonny, hasta que Drew se agachó a por la camisa, dándoles así las espaldas, y los dos estallaron en risas.
Jonny se sentía victorioso, al menos no había sido el único, y al juzgar por la “localización” del “mensaje” de Drew, lo suyo no era ni de lejos el peor.
—¿Qué? —dijo entonces revisándose una vez mas, y al pasar la mano por la espalda, donde el sudor se acumulaba justo por encima del cinturón de su pantalón, vio como sus dedos salían teñidos en negro—. ¡NO ME JODAS! —exclamo haciendo que la risa de los otros fuera aun mas audible, y girándose como podía, intentaba leer que ponía.
—Ven... —dijo Nate acercándose y mirando la espalda de este.
—¿Que pone? Dilo de una vez, joer...
—“FOLLAME”, y hay una linea que baja hasta la raja del... culo —Nate se partía, literalmente, de la risa.
—Esas malditas estaban chifladas, tío. Menos mal que nos hemos librado de ellas —dijo entonces Jonny poniéndose la camiseta.
—Si, pero estaban buenas —Drew le completó.
—¿Sabéis qué? —Nate volvía a sentarse en el suelo—. Estamos en medio del desierto, no tenemos agua ni comida, se esta haciendo de noche, y yo simplemente paso...
—¡¿Como que pasas?! —Jonny se sentó a su lado.
—Paso de todo. Ya me da igual. Así que me sentaré aquí y esperaré a que algo ocurra.
—Vale, Nate, estas deprimido y todo eso, pero vayámonos anda. A ti al menos no te han escrito lo gilipollas que eres en letras grandes... —Drew se puso a caminar, alejándose de ellos—. Podéis quedaros ahí si queréis, pero yo aun no he desistido.
—De acuerdo, cuando encuentres algo vienes a por nosotros —le gritó Jonny, y de pronto, como a 20 metros de ellos, Drew se hundió, como si la misma tierra se lo hubiera tragado.

Salieron corriendo hacia él, y cuando por fin llegaron, había caído en un agujero de lo que parecía ser una trampa, o al menos eso creían.
Empezaron a reírse al ver a Drew desconchado en fondo del aquel socavan, y se dispusieron a ayudarle a salir cuando Nate se incorporó y con los ojos abiertos de par en par empezó a mover las manos en silencio, indicándoles que se detuviesen.
—N-O T-E M-U-E-V-A-S —dijo por fin.
—¿Que es lo que....?
—SHUUUU —le chistó a Jonny, poniendo la mano sobre su boca.
Cuando Jonny miró con mas atención el agujero donde yacía Drew, vio como de las paredes de tierra asomaban huesos, y que empezaba moverse, cayéndose poco a poco como si algo intentara atravesar las paredes del agujero.
Drew seguía inmóvil, y mientras Nate se daba la vuelta observando que en realidad estaban sobre lo que parecía ser un fosa común, a juzgar por la tierra removida, y la gran señal clavada con una estaca en el suelo que ponía “PELIGRO DE INFECCIÓN”, que a causa de estar distraídos no habían visto, Drew gritó, y el suelo se hundió, haciendo que los otros dos cayesen también.
—Joder, joder, joder...
—Tranquilo, Jonny —le dijo Nate intentando ver entra la cortina de polvo que se había levantado—. ¿Drew?
—Aquí... —contestó ese a la vez que tosía.
Nate se incorporó, y mirando arriba estuvo seguro que podían salir de allí sin demasiado esfuerzo.
—Tranquilos, vale... creo que podemos salir.
—Naaate.... —Drew le llamó en un tono demasiado calmado, poniendo una extraña énfasis en su nombre que le puso la piel de gallina.
—¡SALGAMOS DE AQUI CAGANDO LECHEEEESSS! —gritó por fin Jonny, y la tierra empezó a ceder, dando paso a los zombies que parecían salir de dentro de ella.
Se agarraban a sus tobillos y piernas, mientras los tres gritaban e intentaban escalar como fuera.
Jonny se agarró a lo que supuso seria una rama, pero esta se desprendió de la tierra, quedándose con el húmero de uno de los zombies en las mano, mientras la cabeza putrefacta cuya boca abierta dejaba a la luz las encías carente de diente y podrida, se asomaba por el agujero que había dejado, y le miraban como si le pidiera que le devolviese su puto brazo.
Empezó a golpear el cráneo podrido del zombie, mientras Nate se soltaba, uniéndose a él y utilizando como arma un fémur que estaba sobre el suelo.
Drew consiguió salir, y una vez en la superficie, se arrastró hasta lo que había sido la señal que ignoraron, y haciendo del trozo de madera una lanza, empezó a clavarlo en las cabezas y todas las partes de los zombies que intentaban comerse a Nate y Jonny antes de que estos pudiesen salir del agujero.
Ellos creían que era su fin. Después de días huyendo sin saber hacia donde, ni porque, el final había llegado.
Drew estaba desesperado, ya no sabía que hacer, y cuando sintió la mano sobre su hombro gritó tan fuerte que hasta los putos zombies del agujero le miraron sorprendidos.
Detrás de él, entre las luces anaranjadas del ocaso, se veía la silueta de un hombre que seguro mediría mas de 2 metros. El humo del cigarrillo de este se mezclaba al polvo que había en el aire, y tirando de Drew lo hizo volar hacia atrás.
Como si sus dos amigos fuesen de cartón, tiró de ellos por los cuellos de sus camisetas, utilizando una mano para cada uno, y igualmente los lanzó, haciéndoles caer al lado de Drew.
Admiraban al inmenso cowboy que bajo la chistera de cuero marón, los pantalones de tela vaquera y la camisa de rayas azules marinos, se encendía otro cigarrillo, y dándoles la espalda les permitió ver las armas y munición, como si llevara un arsenal de guerra pegado al cuerpo.
Se agachó alcanzando un botella de plástico del suelo, y roció los zombies que gruñían hambrientos dentro del agujero, pegando un tiro en la cabeza a uno que consiguió salir a la vez que empujaba con el pie su cuerpo hacia dentro.
Tiró la botella al agujero una vez que esta estuvo vacía, y se giró nuevamente a los tres amigos, que seguían sentados como si estuviesen viendo a Dios sobre la tierra, y encendió una cerrilla de las que van pegadas a un cartón, cuya inscripción rezaba “Motel Fuck And Dream”, y la lanzó hacia atrás.

—Jodidos Zombies de mierda —su voz daba incluso mas miedo.

Las llamas empezaron, y se oían los gruñidos y bramidos de los virulentos cadáveres, mientras que la cortina de humo se levantaba en el aire, impregnando todo con la pestilencia de los muerto vivientes.
El hombre se acercó a ellos, dejándose oír las espuelas de sus botas, y les apuntó con un enorme rifle de cano cortado.
—Vosotros, capullos, levantaros y quitaros la ropa.
—No me jodas.. el puto Rambo del apocalípsis nos ha salvado y ahora no quiere violar...
—Callate graciosillo, o te meto el rifle por el culo, hasta que te salga por la boca —le interrumpió a Jonny, que era el único que de momento parecía tener voz.
—No... no pienso... no.
—Dejar de cacarear, gallina —le habló el hombre a Drew—. Si os quisiera muertos, créeme, ya lo estaríais. Quitaros la puta ropa, ¡YA!
—¿Pero de qué vas, tío? —Nate habló de pronto, en un tono tan agudo, que hizo que el hombre levantara la cabeza, dejando por fin a la vista su rostro bajo el aba de su chistera.
Casi había anochecido, pero pudieron apreciar a la perfección los ojos azules del hombre bajo la tes quemada por el sol, y como le colgaba del cuello un rojo pañuelo, a lo que a Nate le recordaba a los malos de las pelis antiguas del viejo oeste.
—Quiero ver si os han mordido, putos gilipollas. No pienso llevarme conmigo a unos putos infectados.

Los tres empezaron entonces a quitarse la ropa quedando por fin en calzoncillos.
—¿“ PRINGAO”? —esbozó los que parecía una sonrisa—. Bueno, así te llamaré entonces.
—Que no me llamo prin... —se interrumpió en seco con tan solo la mirada asesina que le lanzó el vaquero.
Nate se quedó de pie y una vez el hombre le hizo una señal con la cabeza para que se vistiera, le tocó el turno a Drew, quien permaneció como una estatua.
—¿Te vas a dar la vuelta, o qué?
—No... no me han mordido...
—He dicho que te des la vuelta —y le apuntó a la cabeza con el rifle.
Drew lo que no quería es que aquella especie de “terminator” de zombies, que seguro tendría la polla mas grande que su antebrazo, viera lo que tenía escrito en la espalda.
—Vamos, Drew —le instó Nate—. No seas tonto, ¿quieres?
Nada mas girarse se oían como las carcajadas del vaquero hacían eco en el desierto, y este carraspeaba escupiendo al suelo, y una vez mas riéndose de los tres “pringaos” que tenía delante. —Hay que joderse... así que he salvado al “pringao”, al “follame”, y al... ¿como te llamas? —le señaló a Nate a la vez que le tiraba una bolsa de plástico.
—Nate...
—Bueno, “Nate”. Así son las cosas: en la bolsa hay agua y algo de comida. Nos quedaremos por aquí hasta que amanezca, con la peste a “churrasco” de zombies, no se acercara ninguno por aquí. Mañana por la mañana partiremos. Mi madre me enseñó que todos somos hijos de Dios, jodido loca, pero la quería y pienso cumplir mi promesa hacia ella, así que no os dejaré tirados. Mientras no me deis problemas y hagáis exactamente lo que os diga, os salvaré el “culo” —dijo mirando con sarcasmo a Drew.
—Gracias... —dijo Nate abriendo la bolsa y los tres se pusieron a comer la carne seca y los trozos de pan duro.
—Cuando hayas terminado de comer, vosotros tres, capullos, me diréis quien cojones os ha hecho los “letreros”, y como narices habéis sobrevivido hasta hoy...
—Será a un larga noche, señor...
—Llamarme, Bill. Y si, será una muy larga —dijo dando una calada al cigarrillo.

Continuará... KAROL SKANDIU
VER CAPÍTULO ANTERIOR EN EL SIGUIENTE ENLACE
http://infectadosblog.blogspot.com/2010/08/supervivientes-x-en-zombies-vampiros-y.html y en la página de la autora http://www.deseoyoscuridad.blogspot.com/

6 comentarios:

  1. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
    Pringao y Follame? jajajajajaja que grandes mujeres por dios... bien merecido se lo tenian esos chicos...
    Y yo llego a ver a algun chico con so escrito y me meo de la risa jeje... bue me rio por el follame... el pringao no tengo ni idea de que significa :p
    Bue ya que estoy aclaro aca que no voy a poder pasar mucho porque me anda para el carajo el internet :(
    Espero que anden bien infectados!!!

    ResponderEliminar
  2. jajjjajjajjjjaj que bueeeeeeno lo de FOLLAME hasta la raja del culo. Ay jjajja que me meo Karol. Esto es buenísimo. Lo mejor que le ha sucedido a Bill es haberse tropezado con estos tres lajas. Genial Karol

    ResponderEliminar
  3. ;DDD muchas gracias queridas;D me alegra que os guste;D

    Infectada, mi Infectada, un honor tales palabras de tu parte;D
    Espero que sigáis disfrutandolos;D

    Kisses, my litlle zombies;D

    ResponderEliminar
  4. es una pasada Karol¡¡jeje pero las palabrotas me han dejado loca pero me ha encantado¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Ah, la buena y talentosa karol, deberia subir esto a una pagina donde pueda leerlo de corrido! pero como sea, es una talentosisisisma chica y guapa por cierto :3
    Infectado x, infectada e infectada L deberiasn convencer a Krieger holkan y a reiter gael para que les manden su relato completo!! es genial de veras!

    bueno, lo digo ocmo una sugerencia! ;D

    amo su blog, siento que es una pena no poder pasarme tan seguido como desearia pero aun asi los tengo en la mira ¬¬ XDD

    ResponderEliminar
  6. Hay me nena que ire a la cama con una sonrisota tonta pero muy alegre!! te debo eso mi Karol!!! lo de Follame lo e entendido completo pero lo de pringao ni idea!!!!

    Espero q se encuentren con esas tres mas adelante!!! me pregunto xq a Nate no le hicieron nada!!! Um???

    Espero pronto un nuevo capi besos mi Karol cuiate!!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS