Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

SEMANA SANTA


Ha llegado la `semana  santa,  esa fiesta en la que celebramos la pasión, muerte y resurrección de Jesús .  Las calles se visten de flores, de alfombras, de nazarenos y de gente devota que jalea el sufrimiento del salvador. Menos mal que la mayoría nos escapamos a la playa y pasamos de toda esa comedia.

Bueno, si ahora mismo despertáramos en este planeta sin ningún conocimiento de lo que es la semana santa o de la existencia de la biblia, no veríamos con los mismos ojos nuestra religión, la procesión o todos los símbolos e imágenes cristianas. Que te digan así sin anestesia: Sí, dios murió  agonizando en una cruz después de pasear con un maderón que pesaba 10 veces más que él y con una alambrada incrustada en la cabeza − que le pusimos nosotros mismos porque él dijo que no le importaba−,  luego resucitó y ahora lo tenemos ahí colgado y todos los domingos nos lo comemos en la iglesia. O_o 
Lo primero que podríamos pensar es o que ese Jesús no era buena pieza (que si lo tienen ahí colgao es porque algo habrá hecho) o que era bobomierda.
SI AQUÍ DIOS NO PARECE UN ZOMBI QUE BAJE  EL MISMO Y LO VEA
Analicemos ciertas cosillas.
En primer lugar ¿Alguien se acuerda  de cuando vio por primera vez en una iglesia al Cristo agonizando en una cruz? Yo sí. Y sé que con los pocos años que tenía no me dije esto de esta forma pero sí que pensé y me pregunté:  ¿Por qué tienen a ese hombre colgado ahí lleno de sangre y con los ojos en blanco?
Además era turbador ver como la gente se hacía la señal cristiana delante de él. Pero lo dejaban allí colgado. O le encendían una vela. ¿Para qué? ¿ Para ver si la llama crecía y le prendía fuego.

LO QUE BIEN PODRÍA SER UNA PENITENTE
También me llamaba la atención ver como la multitud hacía cola para arrodillarse delante de un cajón con ventanita para contarle los secretitos al cotilla  que esperaba dentro.  Por lo visto tenía línea directa con Dios. Y digo yo, si nosotros somos los que pecamos y Dios lo ve todo ¿Para qué necesitábamos a ese hombrecillo llamado cura? ¿Es que hablaba astrohúngaro?

El comer su cuerpo era otra cosa que no entendía.  El cura sujetaba en la mano un bocadito de Jesús bañado en sangre. Y no podías masticarlo. Sólo esperar a que se disolviera y tragarlo. Eso, le arrancaban al pobre hombre su carne como a una pieza de embutido en las charcuterías y luego, a saborearlo como un delicatesen. Y pobre de que te lo comieras sin haber confesado antes… Salías con el miedo metido en los huesos ( por no decir con las bragas de otro color). Que Dios lo veía todo.

Otra era el sermón  que según el cura eran parábolas de nuestro dios y que aburría hasta a los caracoles. Por dios, que vida más aburrida llevaba ese hombre.  Y con cada sermón salía una amenacilla tímida como de tú sabrás lo que haces, yo ya te lo aviso.  Con lo flaco que era el jodío y los huevos que tenía. Así se llevó la de ostias que se llevó. Y es que no se puede ir por el mundo en sandalias y arrastrando una sábana,  y que cada vez que abras la boca sea para hablar en código morse. El único que lo entendía era su Padre y aún así tengo dudas...

¿Por qué celebramos una fiesta como ésta? Porque se le llama fiesta. Porque nos gusta la sangre, nos gusta esa música monótona a lo largo de procesión, nos gusta ver que algún pringao se ofrezca hasta para que le arranquen el cuero a latigazos y hasta se deje colgar en una cruz hasta perder el sentido. Y porque no nos dejan, que si no, salíamos a unirnos  a dar ostias a diestro y siniestro.
Es la semana en la que llega  la metralla de películas en las sobremesas. Las mismas de todos los años. Hasta que llegó el Gibson y se cebó con el personaje principal. La de leña que se llevó durante toda la película el pobre dios.
Cuando vemos una de esas pelis solo esperamos el momento de Judas. Vemos la escena donde Jesús dice:  Uno de vosotros me ha traicionado o algo así.  Y nosotros desde casa diciendo: el de la perilla, el de la perilla, ese es  el mamón que te traicionó, y mira como disimula.
O la de Pedro negándole tres veces. Claro, si el otro ya se lo advierte delante de todo quisque, el pobre hombre como que no quiere hacerle un feo y que digamos luego: vaya mierda de profeta.  Aún así le dejó como herencia la iglesia. Exactamente le dijo: Pedro, en ti fundaré mi Iglesia. Claro que como este Jesús todo lo decía en morse igual lo que quiso decirle fue: Pedro, que una iglesia se te caiga encima y te reviente la cabeza.
HASTA YO DEJABA QUE ME LAVARA LOS PIES Y LO QUE SE TERCIE
También miramos con lupa las conversaciones entre Jesús y la Magdalena. Ayyyyy que ahí había barrillo… Menudo pivón la Magdalena y al Jesús no le pasó desapercibida. Así le lavó hasta los pies. No me digan que no es una de las cosas más eróticas: Un tío con melenón,  sin un gramo de grasa en su cuerpo, con los ojos más dulces del mundo y que te frote con tanto cuidado e insistencia una parte de tu cuerpo… Sólo faltaría la musiquita de Ghost de fondo.


MERCHANDISER JEZUS APOCALIPSIS
Esperemos  que la cosa cambie y que  algún avispado utilice esa resurrección  en algún futuro estreno  en la gran pantalla para crear una nueva versión  en la que los cristianos,con Magdalena a la cabeza,  lleguen  con las  kalashnikov a destrozar al zombi que infectará a la humanidad.  Y veamos títulos como: "Jezus apocalipsis", "Semana Zanta" o "La sábana infectada" o "Jesús, el primer zombi, con permiso de Lázaro".
Venga, que ya queremos un Jesús tipo terminator reanimado dando la del pulpo. Que no se puede ser tan bueeeeeno... que te hacen boling y te cascan.

En conclusión, que esto de la semana santa y otras muchas más deberían cambiar.  Tanto gasto , tanta parafernalia, tanta cosa retrógrada y salvaje, no es algo sano y sólo interesa a unos pocos que se empeñan en seguir existiendo y en mantener un poder que ejercer. 
Y para acabar de blasfemar, el siguiente tráiler. Y como Dios mismamente dijo y nosotros le pedimos: Perdónanos porque no sabemos lo que hacemos.
INFECTADA-X

2 comentarios:

  1. Jajajajajajaja... lo siento, pero como habéis dicho, pérdoname por las blasfémias, jajaja, pero me he meado de la risa...

    Con lo de "el de la perilla, el de la perilla", o la famosa frase y su verdadero significado: "que te caiga una iglesia encima y te reviente la cabeza".... jajajaa.

    Pero para bueno los titúlos zombie... el que más, el de "Semana Zanta".... creo que me he inspirado... jajaja:D

    Te quieroooo:D

    feliz semana mis infectados:D

    Kisses my litlle zombies...

    ResponderEliminar
  2. Uy chicos la vedad tienen razón en eso de la iglesia, yo también me preguntaba lo mismo cuando era niña. Me gusto mucho tu reflexión Macu y te mando un beso cuídate.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS