Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

RESEÑA DE : EL LIBRO SIN NOMBRE (ANÓNIMO)

Que ya un libro no tenga nombre y que su autor sea Anónimo, lo menos que provoca a cualquiera es cogerlo entre las manos cuando lo ves en las estanterías de una librería. Vaya pedazo de marketing y qué sorpresa más buena te llevas cuando al leerlo compruebas que el libro es buenísimo. Qué digo buenísimo, es la ostia. Además, completan la saga dos títulos más: El ojo de la luna y El cementerio del diablo (ya anunciado en este blog).
El Cadillac de la discordia

Lo primero que sientes cuando empiezas a leerlo es que te sumerges en una de las películas de Robert Rodríguez o de Tarantino.
Tipos que te puedes encontrar en el Tapioca
Muchas de las escenas se desarrollan en un bar llamado el Tapioca. A donde acuden todos los tipos peligrosos de  Santa Mondega,  a beber. Porque les gustan las copas de Sánchez.  Por eso nunca se lo cargan.
Si  entras allí por algún motivo no mires a nadie porque podrías meterte en un problema. Y cuando te sientes a la barra a tomar una copa por primera vez, lo que te tragarás no es precisamente una cerveza. También piensa lo que contestas antes de abrir la  boca. Si no, ¡PUM!
Allí acuden unos tipos llamados Jefe, La comadreja, Elvis o Santino. Y todo quisqui tiene una pistola. También llegan otros dos que desentonan y que son dos monjes: vestidos al más estilo Karate Kid y que son expertos en artes marciales.
Pero el más peligroso es Kid Bourbon. Un tipo con capucha que cuando pide un trago de Bourbon, las consecuencias son desastrosas. Y acude allí cada 5 años. Cuando el eclipse tiene lugar en Santa Mondega.
¡PUM PUM PUM PUM!
Bourbon cabreado
Santa Mondega  es un lugar perdido que no aparece en los mapas. El gobierno tiene conocimiento de todo lo que allí pasa pero dejan en manos de ese lugar el que resuelvan los innumerables asesinatos que se ejecutan.  A nadie le importa una mierda esa gente que vive en un sitio donde el índice de asesinatos es el mayor, y con creces, del planeta.
Pero la mayor masacre se produjo 5 años atrás y que coincidió con el último eclipse. Hay que decir que es el único sitio del planeta en donde la oscuridad lo envuelve todo cada 5 años. Raro. Raro. Ahora se acerca la fecha de otro y que se prepara con la gran feria y con disfraces.
Y Kid Bourbon querrá beber. Y está sediento.

A la ciudad ha llegado un policía: el agene Jenssen,  y que junto a  Sommers −un policía jubilado.  Al que le hicieron una fiesta de despedida en la comisaría y a quién no invitaron. Son unos cabrones−,  intentarán resolver el cómo encontrar al responsable de las masacres.  Sommers está obsesionado por encontrarle y los dos llegarán muy lejos con las investigaciones.
También aparece una tal Jessica. La única persona que Bourbon no ha conseguido asesinar a pesar de haberla acribillado con más de cien balazos. Una tía dura con carita de ángel y cuerpazo de diosa. Y que no recuerda quien es.
Cabeza de martillo

Lo mejor del libro es ver cómo se suceden los acontecimientos. El cómo la reacción y lo que haga cada personaje repercute en el otro.  A veces hasta cruzándose. Los que están por medio no salen muy bien parados. 
¡PUM  PUM PUM!
Otro elemento es la existencia de seres que pululan por la ciudad como si fueran normales. Eso es lo que hace especial a Santa Mondega.
El collar que todo quisqui quiere
Y lo más importante de todo: El ojo de la luna. Una piedra que quien la posea será inmune a la muerte y que podría envolver en una eterna oscuridad a la ciudad  si cayera en manos de alguien en concreto. ¿A quién interesaría esa oscuridad permanente? Pues sí, estás en lo cierto. Sommers estaría contento contigo.
El libro sin nombre


Todos los que han sacado El libro sin nombre de la biblioteca  han muerto. Sin lengua y sin ojos. Hechos un amasijo de carne y sangre. Así que si vas por allí ni se te ocurra, figura. Y tampoco ponerte al cuello la piedra azul.

Tiembla si pisas ese lugar. Tiembla cuando te tropieces con uno de esos tipos que parecen sacados de la película Abierto hasta el amanecer. O de un Pressing catch. O de la banda de los Ángeles del infierno.  
Pero sobre todo,  tiembla cuando oigas un ¡PUM! Porque te salpicará la sangre y eso no te gustaría.  Además, Sánchez tendría que limpiarlo todo.

Buenísima la trama. Buenísimos los escenarios. Desternillantes los diálogos. Escalofriantes las matanzas. Buenísimos cada uno de los personajes. Originales "muertos vivientes".
Bienvenidos a Santa Mondega, la ciudad del diablo. No digas que no te lo he advertido.
¿Qué me has dicho? ¡PUM PUM PUM!

Y que no se te olvide participar en la segunda edición de la semana del relato zombi. Bourbon podría hacerte una visita, si no lo haces ;) 

2 comentarios:

  1. Me parece muy interesante les mando un beso

    ResponderEliminar
  2. cuando encontré este libro sabía que tenía algo muy entretenido entre manos. Me lo devoré en 3 semanas. Apasionante y recomendable

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS