Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

RELATOS 2ª EDICIÓN SEMANA DEL RELATO ZOMBI. HOY: SERGIO-Z, CAMILA Y JESÚS DELSO

RELATO Nº1 POR SERGIO-Z del blog http://epidemiasz.blogspot.com/ 


Abro los ojos, todo está borroso, siento como si hubiese tomado toneladas de drogas.
Mi cabeza da vueltas sin parar, mis extremidades están dormidas, poco a poco despiertan, empiezo a reaccionar.
Lo primero de todo es recordar quien soy. Me llamo Clarence McFearlane, soy ciudadano Estadounidense, tengo 32 años, soy un psicópata.
Estoy internado en Riverplace, prisión de máxima seguridad para criminales altamente peligrosos… si no recuerdo mal he matado  a catorce personas, dios mío como me ha excitado recordarlo…
Reconozco mi celda, tan pequeña como siempre. ¿Por qué está abierta?.
Me incorporo y miro a mi alrededor, las voces de mi cabeza no se han ido, siempre diciendo lo mismo, “mata, mata, mata”, no paran, desde que tengo 18 años.

-         Buenas noches reclusos, os habla vuestro alcaide. En éstos instantes estáis siendo utilizados como sujetos de prueba, os hemos drogado para que no opusieseis resistencia…

¿Qué coño…? Reconozco la voz que sale del megáfono, es el hijo de puta del alcaide, lo que daría por sacar los ojos de esa rata…

-         Sois un total de veinte reclusos, ocho de vosotros escogidos al azar es portador de un virus que le hemos inyectado. Cada preso tiene una pistola y dos cargadores encima de su cama. Si esto sale bien, America será líder en la guerra biológica.

Que gracioso, es realmente fascinante. Sobramos en este mundo, ellos lo saben, a nadie le importamos. Cojo el arma que hay en mi cama y cargo un cartucho, los demás internos salen temerosamente de sus jaulas con sus armas empuñadas. ¿Qué hay que hacer? ¿Le pego un tiro a alguien? ¿me pego un tiro en la boca? Jajaja me encanta tener esas dos posibilidades, es realmente divertido. Pero creo que prefiero matar a alguien….
Un momento… ¿Qué coño le pasa a Redman? Ese puto maniaco violador en serie que tengo como vecino está convulsionando en el suelo, joder parece que no lo está pasando muy bien… no se por que siempre me ha gustado tanto el sufrimiento ajeno, verle morir me está llenando de vida… ¿Que le pasa en la cara? Mierda… se ha levantado, esto no es bueno, ya no es él. Lo noto, lo huelo… Pierce ya le ha disparado, ese nunca se anda con chiquitas. No se muere, sigue andando hacia él. Jajajajajaja el muy cabrón le ha mordido, que bueno, le ha arrancado media puta cara, sangra muchísimo…
Ahora me toca a mi, me acerco a mi hambriento vecino e introduzco rápidamente mi arma en su boca… Normalmente me encanta mirar a los ojos de alguien que voy a matar, pero estos ojos no me dicen nada… no tienen la belleza que tienen unos ojos… ¿Vivos? Aprieto el gatillo, me reconforta ver sus ideas esparcidas por el suelo, pero mi disfrute dura poco, la mayoría están igual que el cabrón de Redman, me doy la vuelta para mirar a Pierce, pero tengo que reaccionar rápido, Pierce también está jodido y se me ha echado encima, no voy a dejar que me comas, no soy comida, soy la mano negra, el ángel de la muerte. Disparo a su cabeza, siempre me ha encantado disparar a la cabeza, cada vez que he usado un arma en mis obras he apuntado severamente a la cabeza, esta vez no va a ser menos.
Tiene muchísima gracia que lo diga alguien como yo, pero esto es una puta locura. Aún no entiendo ese virus, pero les vuelven caníbales, sus caras palidecen, sus ojos se apagan… Sé porque lo llaman “virus”. Si me muerden acabaré como Pierce… no es digno de mi, mi muerte no será a manos de un experimento de este gobierno, solo gobierno yo, solo gobierna la muerte…

Mato a uno más. La cabeza, siempre la cabeza, me lo dicen las voces… “mátales, vuélales la cabeza” siempre las he obedecido, siempre…
Son demasiados, joder nos duplican, seguro que se lo están pasando pipa ahí arriba viéndonos.
Me acorralan, son demasiados, no tengo salida, pero tampoco tengo miedo…  Lucifer tendrá un plan para mí en la otra vida. No moriré devorado, soy un Dios… Un ángel de la muerte… introduzco el cañón en mi boca, así acaba todo. Mejor matarme yo a que me maten ellos, cierro los ojos… Me ha encantará probar de mi propia medicina…
********



RELATO Nº2 POR CAMILA 
DEL BLOG http://soloquedanrosasmarchitas.blogspot.com/


ZOMBI
He venido a morir.... me haré fuego, quedare en cenizas, se ira mi alma, caerá a el infierno con el dolor que hiere y carcome mi corazón. Ese corazón se pudrirá en las tiniebla hasta quedar en añicos
Es una noche oscura, los demonios intentan escapar de su desdicha. La tormenta asoto en el internado, una monja con la cara alargada y los dientes afilados, me encerró en el calabozo con sonrisas espantosas
—¡Niño malcriado, los niños sádicos como tu, irán a el infierno!, no debiste comer las galletas de la cena— dijo con enojo 
—Usted y todos iremos a parar en tinieblas al morir, de el infierno nadie se salva
— cállese mocoso impertinente, dios se molestara por tantas infamias suyas— La monja salio con cuidado de ese lugar, cerrando con candado la puerta de madera.
Me han contado que los fantasmas se reúnen aquí de noche, yo no los quería ver, tenia miedo y debía de salir de este espacio tétrico o moriría del terror; del otro lado de la pared había un pequeño orificio en el cual con esfuerzos alcanzaría a pasar, después de tres intentos y ya casi a medianoche logre mi propósito.
Camine por el bosque, las gotas de lluvia eran heladas, los relámpagos amenazaban el cielo, corrí entre los arboles hasta refugiarme en un bello rosal.
Mis ojos se entrecerraron, cayendo en un sueño profundo, un molesto ruido me despertó, cerca de aquí alguien gritaba mi nombre; me levante y corrí hasta llegar a el internado. En el patio había una multitud en circulo, vestidos de negro como  el mismísimo infierno, al centro había un pequeño ataúd.
Me acerque a la madre y jale la orilla de su vestido
—madre ¿que ha sucedido? ¿quien ha ido al infierno?—el silencio se apodero— por favor contésteme, se que no me he portado bien, prometo que no me volveré a escapar
La monja se acerco al ataúd, ignorando mi presencia, seguí el mismo camino y me detuve junto a ella a mirar la tumba
—pobre niño, ¿que sera de el en las tinieblas?
— Descanse en paz Soliban Cosvier— dijo la monja
—¿que ha dicho? se que soy un malvado, pero como puede decir que he muerto— Volví a mirar el ataúd era mi carne, mi cuerpo, había desfallecido
¡NO QUIERO IR AL INFIERNO! ¡NO QUIERO IR AL INFIERNO!
La multitud se marcho pronto, permanecí junto a mi tumba, las lagrimas rondaron mis ojos, ya sin vida.
De el infierno me han hablado muchos, las almas van allá, para pagar todo lo malo que hicieron en el mundo terrenal, van a el infierno a rondarse de oscuridad, ser infelices
siempre supe que estaba destinado a la oscuridad por dos monstruosas situaciones:
LA PRIMERA: por abandonar a Rolan, mi peluche con ojos de avellana, por que el siempre estuvo allí, fue quien me consoló y me cuido cuando tuve miedo, y se lo agradecí con mi gran olvido. Y EL SEGUNDO: por haber comido todas las galletas de la cena.
Me senté en la posición central de un circulo, en un triángulo; cerca del bosque,  leyendo una oración que ata los espíritus, con una vara de cierta especie de avellana; -filbertgt- y colocando un vaso con vino dentro del triángulo; Pude hacer que el demonio fuera mas dócil. Y así le invoque
      —Se dice que la persona que invoca a BYLETH sera la persona mas poderosa y feliz que pueda existir en este mundo terrenal. Pongo a tu disuasión mi alma, mi sufrir, mi              y  este miserable "Corazón marchito" que solo hace recorrer con fuerza la fluidez de mi sangre coagulada.—pronuncie

Yace de la tierra un ser oscuro y horroroso
—Al anochecer, volverás a la vida, pero debes darme tu alma y pagar por lo que mas deseas
—ACEPTO, solo quiero volver.... volver a la vida—
Así sea...
así sea...
así sea...
El demonio desapareció.
Fui al calabozo, me arrincone en la orilla, mi alma se haría fuego, me estaba quemando.
La medianoche empezó, un escalofrió me tumbo, ante mi había un muerto en vida, un zombi malvado, que se aproximaba, era mi cuerpo, mi cuerpo se había convertido en un monstruo malvado.
Volvía a la vida, hecho un zombi y mi alma, se iba con el diablo, todo era oscuro...
Allí en el infierno, cada persona que el zombi mataba, me condenada a el sufrir de mi alma hasta el fin de los tiempos. Cuando ya o hubiera mas seres vivos sobre la tierra. 


********



RELATO Nº3 POR JESÚS DELSO DEL BLOG http://apoptosisthebook.blogspot.com


Historia de un Zombi 

Día… ¿día? ¿Para qué? En fin, qué más da… Sólo espero que puedas leer esto algún día. Que… Dios… joder… que alguien, no lo sé, pero alguien vivo pueda leer esto y tener una ligera idea de lo que es esta mierda…

Todo comenzó hace cuatro meses…
Yo era profesor de un instituto de ciencias ambientales al sur de Madrid, en un pueblo perdido de Guadalajara. El final de la jornada llegó, después del duro estrés mental que suponía llevar a aquel grupo de estudiantes. Estaba harto de hablar del medio ambiente y defender los buenos ideales. Sólo parecía que hablaba con la pared. Pero no quiero aburrirte con esto ahora. No es importante y no dispongo de mucho tiempo. Y supongo que tú tampoco.
Joder… es increíble que haya ocurrido esto… Llegué a mi apartamento de una forma rutinaria, como siempre. Calenté mi pasta oriental precocinada, coloqué los cubiertos y conecté la televisión. Roberto Arce ocupaba el centro de la pantalla. No presté mucha atención. Tenía hambre.
Fue cuando tenía los fideos de pasta colgando de mi boca cuando dirigí la mirada a la televisión. Los informativos mostraban una importante explosión en uno de los laboratorios de una conocida empresa farmacéutica de Barcelona. Tranquilidad y ausencia de víctimas mortales eran las principales palabras que salían de la boca de comentaristas y dirigentes.
Días más tarde, y comentando la noticia en el instituto, todos coincidíamos en que la censura había invadido los medios de comunicación. Mucha tranquilidad y control, pero el supuesto accidente seguía en las televisiones. Eso sí, sin nada nuevo.
Conforme pasaban los días, los comunicados eran más escasos… hasta el punto en que no se sabía nada de aquel lugar. El gobierno español prohibió completamente cualquier emisión de información sobre el accidente y decretó un misterioso cordón médico alrededor del laboratorio. “Bah, sensacionalismo… ¿otra gripe A fantasma?”, pensaba continuamente. En ningún motivo ese suceso me quitó el sueño y, desde luego, no modificó mi rutinaria vida. Hasta ese día…
Era viernes, y el lunes siguiente era fiesta nacional, por lo que estaba preparando el equipaje para ir unos días a la playa. A Alicante, concretamente.
Así, terminado mi café, subí al coche y en poco tiempo me incorporé a la autovía que me llevaría allí. O eso creía. No me gustan los aglutinamientos, por eso prefiero coger una carretera poco transitada, aunque tenga que dar mucha más vuelta.
La verdad es que pasé un puente bastante tranquilo. Alejado del trabajo, la televisión, los vecinos… el estrés se fue como la marea de mañana. Mas los problemas comenzaron al volver. En una de las carreteras secundarias que solía tomar, había un atasco impresionante. Tres filas de coches en una carretera normalita. Puedes imaginar a qué distancia estaba un coche de otro. No podía ni abrir la puerta para bajar.

El sonido del claxon de gran parte de los vehículos reinaba en toda la zona. Los conductores parecían nerviosos. Qué extraño. En cualquier caso, dicen que lo mejor en un atasco es encender la radio. Y fue lo que hice.
“El gobierno no prohíbe los desplazamientos, pero aconseja extremar las precauciones y no detenerse ante cualquier figura humanamente extraña.”
¿Humanamente extraña? ¿de qué coño hablaban? Resintonizaba y en todas las emisoras hablaban de lo mismo: personas agresivas, millones de desplazamientos, cerrar puertas y ventanas…
De pronto, personas comenzaron a correr por las cunetas de la carretera. Incluso por encima de los coches. El bullicio del que quería huir venía a mí. Salí por la puerta del copiloto y detuve a un chico joven que pasaba por mi lado.
-¿qué ha pasado?
-¡déjeme, tío, hay decenas de esas cosas!
Me hizo soltarle dándome un empujón contra mi coche. Abrí la guantera y cogí los prismáticos que guardaba para mis ratos libres de observación astronómica. Me subí al techo del vehículo y buscaba algo. Respuestas. Lo único que podía ver eran personas corriendo en dirección contraria a donde miraba y otro grupo mucho más reducido caminando torpemente, chocando con los coches y dando zarpazos al aire.
Quizá no tenga tiempo para contar más. Me cuesta escribir. Creo que ya sabes a quién me refiero cuando escribo. De manera que este es mi consejo:
No te quedes en casa. Sal. En cierto modo es lo más lógico, pero también puede ser una trampa. Los recursos escasearán, pero esas cosas no. Evita las ciudades. No renuncies a buscar nuevos lugares. Te ayudarán a conocer las zonas más peligrosas. Si decides asentarte, forifícate. El campo es el mejor lugar. Cría ganado, cultiva tu comida… no dependas del exterior. Abastécete de energía que no emita ruido. Acepta siempre a los visitantes en busca de ayuda, pero sé juicioso y ten sangre fría. Un infectado dará problemas. Aunque sea la mejor persona del mundo, será tu depredador. Si tienes un hogar, sé tú el jefe. No dejes que el afán de liderazgo de tus inquilinos les domine. Son tiempos difíciles y los sentimientos humanos más primitivos han despertado.
Las armas pueden ser amigos o enemigos. Úsalas bien y, sobre todo, raciona la munición.
Conserva la serenidad y juicio. No abandones los derechos humanos que tanto han costado conseguir. No temas la procreación. Demuestra que esas cosas pueden perecer. Recuerda: golpes y disparos sólo en la cabeza.
Es toda la experiencia que puedo aportar… Me llamo Ismael y tal vez el destino ha querido que fuera yo el que tuviera que escribir esto; ahora aquí, con una fea y letal herida, lejos de cualquier lugar. Gracias, Luis, por haberme acogido en tu casa como si fuera un hermano para ti.
Y… creo que ya está. Intento huir del malestar de esta condenada fiebre mientras escribo, pero no puedo más. Ojalá no nos tengamos que encontrar jamás. Te deseo la mejor prosperidad y que la esperanza nunca abandone tu corazón, como no lo ha hecho con los nuestros.
Ismael 


9 comentarios:

  1. Ah, muy buenos relatos!!

    Me gustó el antihéroe del relato de Sergio.
    El relato de Camila tiene un protagonista inusual, pero me parece que le faltan frases. Hay espacios en blanco, quizás se perdieron palabras, frases o incluso párrafos que no eran compatibles con los formatos de blogger.
    También me gustó como encaró la historia Jesús.

    Un gran comienzo!!

    Besos a todos!!

    ResponderEliminar
  2. El primer relato es bastante bueno. Pese a tener un error en su última frase está muy bien construido.

    El segundo no es de mi estilo y además tiene bastantes fallos de ortografía. Pero resulta interesante de todas formas.

    El tercero, aunque no es muy original está bien escrito.

    Enhorabuena a todos los participantes por animarse a compartir sus historias con todos.

    ResponderEliminar
  3. Son buenísimos,que gran nivel con solo leer esto,deseando leer los próximos.
    Suerte a todos y gane quien gane,todos os merecéis el premio.Saludos desde las sombras!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho el relato de Jesús. El de Camila me ha sorprendido pues no me esperaba un relato así. Y el de Sergio ha sido ante todo novedoso. Mucha suerte a todos ^^

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Infectados!!

    Pues debo decir que me gustaron bastante los tres relatos. Un tanto perturbadores (En el buen sentido de la palabra ;) jeje)

    El de Sergio me gusto bastante, me pareció original a mi entender (ojo, casi no he leído relatos de este tipo o literatura en general) Así que, lo del antihéroe me gusto, fue un toque novedoso.

    El segundo relato, el de Camila, me perturbo bastante jeje por lo general todo lo referente a películas, historias y relatos referentes al "señor de las tinieblas" lo hace.
    Soy muy susceptible a ese tipo de historias, así que en lo personal no me agradan mucho; aunque ciertamente me dejo sorprendida por como fue lo de la conversión y todo eso.

    El tercero fue el que más me gusto, quizás (y lo digo por lo que dicen los demás) no fue original pero lo sentí más real y espontáneo, así que ciertamente fue de mi total agrado.

    Les deseo mucho éxito a los tres y espero con ansias los demás relatos. Besos mi Macu e infectado 0

    ¡¡Saluditos!!

    ResponderEliminar
  6. Sergio, sabia cariño mío que no me decepcionarías, es un relato cojonudo, y quiero mas, mucho mas, me dejas con las ganas de saber que le pasa a este maravilloso psicópata asesino y esquizofrénico, me ha flipado ver lo bien que te metes en la mente del desquiciado, cariño, eres de los míos, jejejeje Además tu manera de narrar hace que me haya metido ahí, entre los pasillos, las celdas, los zombis, los disparos y las cámaras que observan, eres un puto maestro guapo, te diré que suerte, pero vaya que no la vas a necesitar. Besos guapo.

    Camila, vaya vaya, que perspectiva mas interesante esa transformación en zombi, y además con la venta de un alma para el demonio, muy logrado ese tono de aceleración e intriga, me ha gustado mucho, te deseo mucha suerte en el concurso, un beso compañera.

    Jesús, pobre Ismael, que poco le queda por favor. Ha sido muy curioso tu texto, explicativo, novedoso, el ver como un hombre a punto de terminar su vida, decide aportar algo a la humanidad, algún tipo de aclaración, muy recurrente. Y un apunte, eso de que los medios de comunicación están ocultando las novedades y los acontecimientos… que verdad es en la vida real, así que esas pequeñas rases hacen mas real el texto, enhorabuena, te deseo lo mejor en el concurso, un saludo.

    ResponderEliminar
  7. mira que no dejar ni un solo de mis comentarios, joder ya le vale al Blogger de los cojones.

    Sergio, es uno de los relatos mas cojonudos que he leído, me ha encantado, madre mía como se abre este concurso, vaya que no tengo nada que hacer, jajajaja Bueno esas escenas a estilo fotogramas de película que has dejado en mi mente son apabullantes, le vi a nuestro prota como despertaba, como se escondía y maquinaba todo, esa maldad, esa esquizofrenia de voces y fantasmas interiores, nene tu sabes bien meterte en la mente de los locos, te pasa como a mi, será que lo estamos un poco, jejeje y ese final de Apocalipsis es la leche, que me he enamorado, ya está!! No te digo que suerte porque se que no la necesitaras, eres un genio cariño, un beso de los grandes y para el próximo concurso que te apuntes, me lo dices que yo no lo hago jejejeje (broma obvio) jeje

    Camila, esa mezcla de conversión zombirica y pacto con el diablo me han parecido muy interesante, vaya vaya, si es que cualquier genero se puede mezclar, genial, te deseo toda la suerte en el concurso guapa y muchos besos.

    Jesus, por favor, ¿pero tu de donde leches sacas estas ideas?!!! Por favor, mira que disfrute como una enana leyendo como este pobre hombre cuenta su terrible historia, pero lo de dejar las instrucciones, anotaciones y testamento para el que pueda beneficiarse de ello en un futuro, me ha dejado alelada, que bueno por favor, ¿ya te he dicho que me encanta como funciona tu mente verdad? Pues si, muy bueno el relato, este concurso cada vez se pone mas interesante, besos guapo y nos vemos.

    ResponderEliminar
  8. Síiii.. aun que no pude participar, aqui estoy para leer y comentar, y votar claro está:D

    Estos tres primeros relatos me han gustado muchísimo.
    El de Sergio una pasada, el de Camila, me ha dado escalofríos, jajaja, y el de Jesús, aún que hayan dicho lo de "poco original", creo que ha sido maravilloso. Nunca está demás, aun que las ideas parezcan similares, su manera de escribir y su historia es diferente:D

    Suerte a tod@s, y corriendo voy a los siguientes:D

    Kisses my little zombies:D

    ResponderEliminar
  9. Mi favorito en la votacion fue el relato de Sergio Z, me gusto mucho en verdad!
    besos ^^

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS