Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Entrevista a Greca De Blas (Mentalista)


Greca es un mentalista madrileño, nacido en Octubre de 1973. De alma y mente inquieta. Que ha viajado por gran parte del mundo (Argentina, Rusia, África, Europa...) en busca de conocimientos. Miembro de la sociedad española de ilusionismo, en el círculo de Madrid. Que fue vicepresidente de la Asociación de Magos Aficionados y Profesionales de España. Greca es alguien que sigue buscando nuevas fórmulas para sorprender, para poner su mente y la de sus espectadores a prueba, siempre tratando de descubrir nuevos rincones por recorrer de esta maravillosa y desconocida tierra que es la mente humana... aparte, Greca es una persona que adora la música, que le encanta pasarse horas en los fogones, creando platos. Alguien a quien le gustan los libros de fantasía épica, de vampiros (los de antes, no los de vampiros fluorescentes) y de historia, principalmente. 
 -Qué es el mentalismo:
Es la magia de la mente.  En mi opinión, la rama más bella de la magia. Es la que hace referencia a la mente y sus posibilidades. Y creo que la magia del siglo XXI. Hubo un tiempo, en el que la gente cuando veía a un mago creía en lo que veía. Hoy en día cuando alguien ve a un mago hacer aparecer una paloma, no se pregunta como la hizo aparecer , sino, de dónde sacó la paloma. Lo ven imposible, les parece increíble y les sorprende, pero nadie cree que el mago materialice la paloma de la nada. Sin embargo, mucha gente, cuando ve a un mentalista adivinar lo que un espectador va a elegir previamente, se pregunta cómo lo ha hecho, pero acepta que el mentalista sabía lo que el espectador iba a elegir. Es decir, que acepta la propuesta y la da por cierta, aunque desconozcan cómo es posible que llegue a ella.  Por eso, creo que es la magia del siglo XXI, porque es la magia que algunos espectadores viven como más real.


-Cómo fueron tus inicios:
A finales de los 80, empecé a aficionarme a la magia como un hobby más. De hecho era mi segunda afición después de la música, que en aquel momento era a la que más tiempo dedicaba.  Un día paseando por el Parque del Retiro de Madrid, vi a un mago haciendo su espectáculo en  el paseo de los artistas. Cuando acabó su pase, me acerqué a hablar con él, y mientras hablábamos, se nos unió una pareja con una niña de unos 6 años. La madre nos preguntó dónde se podía aprender magia, porque Noelia quería ser maga. Yo miré a la niña, que tenía la cara roja y llena de lágrimas, de haber llorado, por algún motivo que nunca supimos. El caso es que tras mirarla, le pedí que extendiera un dedo, y toqué su dedo con la yema de mío. Al entrar en contacto, lo separé de golpe como si me diera calambre, y le dije: ¡¡Pero si Noelia ya es maga!! La niña me miró pensando que estaba loco. Así que le hice un juego que se conoce como “El mago eres tú” en el que el espectador adivina la carta que el mago ha elegido. Cuando la niña “hizo su primer juego de magia”, su cara cambió y dibujó una sonrisa de oreja a oreja. Aquella cara llena aún de las marcas del llanto, tapadas con la sonrisa, me hizo sentir algo tan bonito, que gracias a Noelia decidí lo que quería hacer el resto de mis días. Después de eso empecé a dedicar mucho más tiempo a la magia que a otras cosas. Cuando iba a congresos o en reuniones con otros magos, todos me preguntaban que si era mentalista (por mi estética, que hace años que es bastante oscura, tirando a negra...), y cansado de responder que no, que era cartomago, empecé a curiosear sobre el mentalismo. Entonces fue como un flechazo, desde el principio me atrapó y me agarré a él tan fuerte como pude, para asegurarme que no me suelta.
 -Cuándo actuaste por primera vez 
Como mentalista, la primera actuación fue ante un grupo de personas muy elegidas, personas que consideraba que serían importantes en este viaje, y aunque algunas se quedaron en el camino, otras siguen muy cerca. Les mostré el espectáculo que había montado, para recibir opiniones de distintos ámbitos, había una monologuista profesional, un director de teatro, magos, profanos (que es como llamamos a los muggle... perdón, a los no magos), amigos... La primera actuación como mago, fue mucho antes, y fue en un pub de copas, el dueño me vio haciendo magia a unos amigos en el pub y me ofreció actuar en su local. A la semana siguiente me había preparado un escenario medio improvisado, un micro y había hecho unos carteles. Estuve 3 meses actuando todos los viernes en el local con un caché más que digno.

-Quién ha influido en tu carrera
En mi carrera, creo que nadie, aunque si en mi estilo. Tuve un par de magos, que además eran amigos, que fueron maestros en su momento (aún les consulto cosas, pero ahora a otros niveles). Aunque no hago comicidad, de Gila y de Eugenio, dos humoristas aprendí mucho. De Gila, el modo de “normalizar” las cosas menos normales... todos recordamos aquel “alguien ha matado a alguien...” de aquel genio. Y de Eugenio, aprendí a manejar las pausas, los silencios, era el mejor en ese campo.

-En qué consiste tu espectáculo:
Cábal es un espectáculo, de mentalismo clásico, pero adaptado a los tiempos que vivimos, donde todo es más rápido, donde buscamos la inmediatez.  Y donde lo paranormal dio paso a la psicología.  En Cábal hay predicciones, hay telekinesis, hay adivinaciones, hay intuiciones perfectas y cómo no, hay lectura de pensamiento.  Pero como todo espectáculo lo mejor es verlo... ¿No crees?
  
-En qué salas has actuado
Uf.. Después de 14 años, es difícil recordar todas. He trabajado en teatros, en tv, en hoteles, salas de espectáculos, pubs, etc etc... Desde el Hilton, hasta El parque de atracciones de Madrid, pasando por la fiesta privada de El canto del Loco, a la del equipo de Hospital Central, la serie de tv. He actuado en teatros de diferentes lugares de España, incluso en un precioso galeón de madera, réplica perfecta del original del siglo XVIII.

-A quién admiras en este mundo del espectáculo donde te mueves
Bueno, no soy muy fanático en ese sentido. Pero hay un mentalista al que tengo por referencia continuamente, que vivió en la primera mirad del siglo pasado. Por desgracia murió muy joven, aunque a pesar de ello, dejó bastante material de estudio escrito.

-Una frase que te haya marcado
La de una espectadora que en mitad de un número dijo (y no tanto lo que dijo, sino por el tono en que lo dijo y porque le salió de lo más profundo de su ser, al final de un efecto): No puedo con la vida...

-Una anécdota que te haya ocurrido en tus actuaciones:
Uy... de esas tengo cientos. Esta no fue durante una actuación, sino más bien cuando me preparaba para ella. Hace unos años, iba a realizar un juego en el parque de atracciones de Madrid, que consistía en conducir un vehículo con los ojos vendados.  Yo necesitaba ensayar, así que aprovechando que cerca de mi casa hay un polígono industrial que los domingos por la mañana estaba completamente abandonado, allí me fui. Me vendé completamente los ojos y comenzé a ensayar, cuando de pronto, alguien golpea la ventanilla. Detengo el coche y me quito los vendajes. Ante mi ventana había dos guardia civiles con cara de querer muchas explicaciones. Les conté el porqué de lo que estaban viendo y a parte de su falta de credibilidad, recibí un trato muy amable, incluso se ofrecieron a “custodiar” la calle, para evitar desgracias. A la semana siguiente, cuando volví para seguir ensayando, había allí media docena de guardia civiles, dispuestos a “ayudarme” a cambio de poder  ver lo que sus  compañeros les habían contado y que obviamente no creían.

-Qué valoras
La sinceridad... curiosa respuesta para un ilusionista de la mente, no? Valoro la inteligencia, la creatividad, la perseverancia, la constancia, el afán de superación. Valoro que se sepa valorar, más allá de la primera capa de las cosas. Valoro que alguien sepa ver más allá de lo que el resto se para a mirar.

-Hasta dónde te gustaría llegar
No me gusta ponerme límites. Las metas limitan. Me gustaría hacer muchas cosas, llegar a muchos lugares, pero ninguno de ellos llevaría el preludio “Hasta”. Me gustaría llegar al Lope de Vega de Madrid. Me gustaría llegar a los mejores teatros del país. Me gustaría llegar al mejor teatro de Buenos Aires, de L.A., a los mejores de Europa... Me gustaría llegar a los sentimientos de cada espectador que me regala un pedazo de su tiempo, que jamás le podré devolver. Me gustaría llegar a ti, que dedicas tu tiempo a saber de mí, sin saber quién soy.

Muchísimas gracias por tu tiempo, Greca. Ha sido  fascinante conocer todas estas cosas que nos cuentas de ti y de tu espectáculo. La curiosidad me podía, y creo que tu trabajo despertará el interés de muchísima más gente, ha sido genial. ¡Los Infectados te deseamos la mejor de las suertes! 
Enlaces de Greca de Blas
@GrecaMentalista en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS