Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Han asesinado a un hombre lobo. Y todo indica que lo ha matado uno de sus semejantes." Sombra de Luna (Rachel Hawthorne) La Factoría de Ideas


Para los seguidores de la saga Guardianes Ocultos, creada por la escritora Rachel Hawthorne, anunciamos que  antes de Navidad  llegará a nuestras librerías la esperada cuarta entrega de esta serie que combina romance, peligro y naturaleza a partes iguales.
 En "SOMBRA DE LUNA" revisitaremos el apasionante mundo de los licántropos, sus sentimientos, debilidades y su fortaleza salvaje que chocan con la condición e idiosincrasia humanas con las que tienen que convivir.




Título: Sombra de Luna
Autor: Rachel Hawthorne
Editorial: La factoría de Ideas
Páginas: 256
PVP: 16,95 €
La capacidad de Hayden para detectar los sentimientos de sus compañeros licántropos le ha hecho la vida insoportable. Decide huir de los Guardianes Ocultos, pero tras unos días el encantador y misterioso Daniel, un recién llegado a la manada y el único cambiaformas inmune a su poder, la encuentra. Mientras regresa con él a casa a regañadientes, Hayden se da cuenta de que Daniel despierta fuertes sentimientos en ella…

Sin embargo, un sexto sentido la avisa de que él no es quien dice ser. ¿De dónde viene?, ¿por qué nadie lo ha visto transformarse? Cuando se topan con el cadáver de un cambiaformas, se inquieta aún más. Alguien está matando a los de su especie. ¿Su atractivo guardián es realmente un cazador… y ella es su presa?
La autora:
Rachel Hawthorne, que también ha firmado libros bajo el pseudónimo de Lorraine Heath y Jade Parker, es hija de una reina de belleza inglesa y un exmilitar texano.
Cuando se licenció en Psicología, no se podía imaginar que sus estudios la ayudarían más tarde a crear personajes tan verosímiles que parecen reales. Este es solo uno de los talentos de una autora que escribe tanto para los adolescentes como para el público adulto, en ambos casos con un notable éxito, avalado por los numerosos premios recibidos durante los últimos años, como el RITA, el HOLT, el Romantic Times y el Texas Gold, entre otros.
Sus novelas han llegado a lo más alto de listas de ventas tan prestigiosas como las de The New York Times o el USA Today.

Extracto del libro
Estaba sucediendo otra vez. Era peor que cualquier cosa que hubiera experimentado en mi vida. Había nacido con la capacidad de sentir empatía. Cuando estaba cerca de otros cambiaformas, me veía bombardeada por todas las emociones que ellos sentían. Si alguno estaba asustado, yo sentía su miedo. Si otro estaba enamorado, experimentaba sus anhelos y sus deseos. A veces me sentía incendiada por la ira, a pesar de no estar furiosa. La vergüenza hacía que me ruborizara, aunque yo no era quien experimentaba la humillación. Estar asaltada por tantas emociones de los cambiaformas era como vivir dentro de un caleidoscopio que no paraba de girar, solo que los diferentes colores eran sentimientos. Era difícil saber cuáles eran mis verdaderas emociones. Pero era inmune a los humanos o, como los llamábamos, a los estáticos. Los mayores, los hombres más sabios de nuestra especie, se habían convertido en mis guardianes cuando murieron mis padres. Cuando se dieron cuenta de la constante lucha que tenía con mi «don» y de lo mal que lo pasaba al estar cerca de otros cambiaformas, me enviaron a un internado donde todas las estudiantes eran estáticas. Allí estaba a salvo y llevaba una vida más o menos normal.
Mientras viví allí, las únicas emociones que experimentaba eran las mías. Sin embargo, los mayores habían insistido en que todos los inviernos y veranos regresara a Wolford, nuestro refugio secreto bien oculto en un parque nacional. Pensaron que pasar cortos períodos de tiempo expuesta a los sentimientos de otros cambiaformas me ayudaría a acostumbrarme a mi capacidad empática, me daría una oportunidad para aprender a protegerme cuando no quisiera saber lo que otros estaban sintiendo y a aceptar las sensaciones sin dejar que me abrumaran cuando eso supusiera una ventaja para mí. No podía acoger de buena gana las emociones de los demás, era algo que estaba fuera de mi alcance. Era una invasión a la privacidad, la suya y la mía. Nunca me había sentido cómoda con ello. Había llegado a Wolford hacía dos semanas. La semana pasada habían llegado las familias para el solsticio de invierno. Eran unas fechas para reunirse y celebrar nuestra existencia. Había muchas emociones intensas revoloteando alrededor. Y, aunque la mayoría de las personas estaban felices y llenas de alegría, yo seguía sin sentirme a gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS