Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Opinión de Zona Uno (Colson Whitehead)



El mundo ha sido invadido por «skels» (zombis), y sólo tras una brutal intervención del ejército norteamericano se han conseguido aislar unas pequeńas bolsas de resistencia. Una de ellas es Manhattan, la denominada «Zona Uno». El comando Omega, un grupo de civiles, se encarga de desinfectar el área después de la actuación del ejército. La situación parece controlada hasta que Gary, uno de los integrantes del batallón de limpieza, es mordido por un zombi.  
Título: Zona Uno
Autor: Colson Whitehead
Editorial: Planeta
Páginas: 336





Empecé a leer Zona uno y hasta que no pasé de las primeras 80 páginas se me hizo bastante pesada la lectura porque me perdía. La narración de Whitehead, que es impecable,  describe un apocalipsis y las miradas hacia atrás de esa vida que envolvía Nueva York, sobre todo Manhattan, antes del desastre. La forma de presentarnos la novela no es nada usual en este tipo de género, ya que en el 70% de la historia, el autor nos describe y compara con sarcasmo lo que es el sueño americano; encontrándonos con un monólogo constante que parte del narrador, ni siquiera de ninguno de los personajes. El otro 20% lo dedica a dar destellos de la noche fatídica de los protagonistas principales, en las que algunas veces creí perder el hilo. El otro 10%, a una novedad que hace de Zona Uno diferente en literatura: una infección que convierte a los infectados en Skels (los que muerden e infectan) y los Straggs (los infectados que se quedan paralizados en el tiempo justo en el sitio que para ellos supuso algo importante en su anterior vida). Los vivos, o no infectados,  son víctimas de ese horror que están viviendo, luchando por no dejarse llevar por esa falta de estímulos que acabarían con su instinto de supervivencia, con el resurgimiento del Fénix que no es otra cosa que el espíritu de superación que les hará retomar de nuevo la vida que se llevaba antes de una epidemia de tal calibre.
¿Cómo empezó todo? Algo comenta el autor en una de las páginas (poca cosa y nada original), aunque al principio te deja con dudas con una máquina crematoria que constantemente lanza cenizas infectadas al cielo de Manhattan.
¿Cómo sobrevive la población? Con el apoyo de Búfalo (el lugar y alma del resurgimiento de todos los compatriotas) y  un muro que se ha alzado en medio de la urbe para mantener a raya la infección.
La lectura se me hizo tediosa, y aunque hay partes que resultan realmente interesantes por la increíble forma en que convierte en metáfora todo lo que nos plantea el autor, no encontré nada más allá que me supusiera una novela más; de la que probablemente solo me acordaré de esos Skels y Straggs y de esos equipos de limpieza. 
Unos personajes con los que ni pude identificarme porque apenas hablan y que resultan como poco fríos. 
Un final que se veía venir y que hasta las últimas hojas esperaba me sorprendiera. De hecho, creo me pasé toda la novela esperando…
En cuanto a la inspiración que supuso para el autor las películas Taxi Driver, El planeta de los simios y La noche de los muertos vivientes, solo he visto algo de cada una de ellas: la crueldad, aquella terrible verdad que suponía la escena final de la estatua de la Libertad y poco de La noche de los muertos vivientes. En cambio sí vi algo de la trilogía nocturna de Guillermo del Toro, el lugar donde se escondían aquellos strigoi. O ese gran muro, donde se asientan los vigilantes; Canción de Hielo y Fuego me viene sin querer a la mente.
Valoración personal: 
Podría sacar mil citas de Zona Uno, porque las hay para empapelar una pared. Una novela que deja clara la inteligencia de este hombre, pero que bajo mi humilde punto de vista, creo no cuajará con los que seguimos este género. Ya la contraportada lo advierte: Zona Uno no se parecerá a nada de lo que hayas leído hasta ahora. 
Algo a destacar es el personaje principal, que hace alusiones al propio autor, ya que existe una clara contrariedad en los nombres y las cosas que tienen en común. Solo hay que ver lo que significa el apellido del autor para darnos cuenta cuando leemos la novela. También los apellidos de otros protagonistas son caricaturas de operaciones bélicas, marcas o imperios americanos afincados actualmente en La Gran Manzana.

1 comentario:

  1. Ahora entiendo porque no pase de las primeras 8 paginas, creí que era yo, pero no.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS