Blog de referencia en el universo zombi. Donde también encontrarás todas las novedades de los géneros literarios (juvenil y adulto).

infectadosblog@gmail.com
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Opinión de RED ZONE (Macu Marrero) Dolmen Ed.


En Manhattan se están sucediendo acontecimientos en los que los ciudadanos actúan de forma extraña y violenta. El primer caso en llamar la atención de la policía es el del asesinato de Peter Jackson, un alto directivo de una importante revista neoyorquina. A raíz de una nota dejada por el asesino en la que dice: "Somos lo que comemos", la policía de Nueva York tiene serias sospechas de que ese crimen tiene algo que ver con el robo de unos comprometedores archivos del ordenador del alcalde, donde se dan detalles de un extraño virus que está afectando a la población.
Es a partir de ahí cuando Robert Hutton y Marcus Veni se enfrentarán al Paciente Cero, un cabrón que estudia cada jugada… desde el banquillo. "Millones de espectadores. Un árbitro. Dos equipos en la zona roja. El partido solo acaba de empezar".
Título: RED ZONE
Autora: Macu Marrero
Editorial: Dolmen
Páginas: 256  








 
Red Zone es la nueva novela de la escritora canaria Macu Marrero, autora también de la saga de Mihai, formada por los dos títulos, Mihai: Mi historia junto a un Strigoi( Atlantis, 2010) y Señales( Atlantis, 2011 ), también es autora de la novela corta Los crímenes de Santa Úrsula ( bajo el pseudómino de Greta Spaulding), aparte de haber participado en diversas antologías, entre ellas Ilusionaria 2 con la historia Lucas y la pecera, en la antología de Arkham: Relatos de Horror Cósmico ( en la que también fue la coordinadora. Una antología que se ha convertido en superventas).
Como seguidor de esta autora que me sorprendió desde el primer libro que leí de ella, y a la que conocí mucho antes de empezar a reseñar en este blog, he deseado ser uno de los primeros en poder realizar esta reseña y compartir el entusiasmo que he sentido con Red Zone.
Red Zone comienza con un suceso en apariencia aislado, como es el ataque de un perro de la raza Golden Retriever a un transeúnte. Lo que en un principio no sería más que un hecho sin mayor importancia, de repente se transforma en algo que  desencadenará una serie de sucesos que pondrán en jaque a las autoridades de Manhattan, que verán que lo que en un principio son sucesos aislados, como colisiones absurdos entre coches o ataques llenos de extrema violencia de personas que parecen tener alguna clase de enfermedad parecida a la rabia, siendo una de las características las mordeduras con las que sorprenden a los viandantes que asisten atónitos a estos ataques. A raíz de estos sucesos, a los detectives Robert Hutton y Marcus J. Veni les encargan investigar un escabroso crimen, la muerte de un popular directivo de nombre Peter Jackson, que ha sido brutalmente asesinado. Al empezar a investigar este crimen, acuden a interrogar a una compañera de trabajo del asesinado, una periodista sin escrúpulos llamada Selene Johnson, que hace años se vio involucrada en un trágico suceso que guardaba relación con un artículo que ponía en tela de juicio el nombre de un empresario muy importante, sobre el que vertió unas acusaciones muy graves. A esto añadir que unos comprometedores archivos han desaparecido del ordenador del alcalde y que mucho tienen que ver con todo lo que está sucediendo en Manhattan.
Mientras los dos policías avanzan en la investigación, se van sucediendo brutales ataques de gente con una agresividad impropia de un ser humano, a la vez que se van dando cada vez más casos de gente contagiada, no quedándole más remedio a las autoridades de la ciudad que pedir ayuda al ejército, que pondrá en marcha diversos planes para evitar que el contagio se extienda más allá de la ciudad. En medio de todo este caos, aparecerá un personaje que será clave a lo largo de la novela, David Cristopherson, siendo uno de los protagonistas con más relevancia en la trama. Esta persona demostrará una inteligencia y una sangre fría que pondrá en jaque a las autoridades, que no dudarán en poner todos los medios en intentar capturarlo. Veremos también hasta dónde pueden llegar las más altas instancias en su afán de intentar silenciar todo lo que está pasando, no dudando ni un momento en usar medidas extremas para acallar a todo aquel que intenta saber y descubrir lo que está sucediendo.
Sullivan tocó las identificaciones, eso era todo lo que quedaba de los soldados que fueron sus compañeros; lo que cabía en ese sucio bolsillo sería entregado a sus familiares, junto a una medalla y una farsa de entierro repleto de solemnidad, de llantos, palabras y abrazos hipócritas a padres, hijos, hermanos y esposas… Los americanos somos así, sobre todo los que llevamos uniforme. No enterramos con dignidad a nuestros muertos.
Uno de los lugares que cobrará bastante relevancia será el hospital de Bellevue de Nueva York, ya que será uno de los sitios donde más atacará la plaga, habiendo momentos que te dejarán con el alma en un puño. Uno de los momentos que más grabado se me ha quedado, es el que guarda relación con un niño pequeño con una cazadora roja, sin duda es uno de los momentos más impactantes que he leído en los últimos tiempos y de los que no se olvidan rápidamente. El enfrentamiento entre el detective Hutton y el misterioso David, del que vamos sabiendo más cosas sobre su vida, llega a momentos de tal tensión que no hacen más que engancharnos a la historia hasta un final donde estará en "juego" la supervivencia de la población de Nueva York. Por cierto, el final viene con sorpresa final. 
"No te mereces esto- pensó. No podía pronunciar las palabras que se atragantaron en su garganta-. Esto... esto...no es ni siquiera un banquillo. Y los focos de aquel campo de fútbol se eclipsaron para siempre. David Christopherson se encargó de apagarlos, con lágrimas en los ojos."
Red Zone es una historia escrita con pulso firme donde la autora no da tregua en ningún momento al lector, y donde se nota el trabajo que hay detrás de esta novela, con numerosas referencias a la historia norteamericana y a sus tópicos, a los que la autora describe con un descarado sarcasmo. 
"Todos luchaban por salir sin mirar a ningún lado por su propia supervivencia. Se pisaban cuerpos, se empujaban ancianos. Los bebés caían de sus cunas quedando aplastados como pequeños muñecos sin que nadie se diese la vuelta. Incluso alguno fue desmembrado por dos de aquellos seres que ya no eran humanos, luchando por la pequeña presa con abriguito rojo. La criatura apenas sobrevivió unos segundos. Su inestable cabeza giró en un ángulo imposible a causa de las sacudidas antes de convertirse en un miserable despojo de carne. Selene, la gran Johnson, también luchaba con los dientes por ese pequeño cuerpo ensangrentado."
Valoración personal:
Red Zone es una historia donde la autora no da ni un solo momento de tregua al lector, y donde en cada página no paran de suceder cosas, a cada cual más increíble. Está repleta de sorpresas a la vuelta de cada hoja, escrita con un ritmo que no decae en ningún momento. Conforme va avanzando la trama, el ritmo va aumentando de intensidad, dejándonos momentos espectaculares, uno de ellos es todo lo relacionado con el Hospital Bellevue; allí descubriremos algo escalofriante: unos infectados que hielan la sangre. Mientras dura la historia que transcurre en este edificio, asistimos a sucesos que dejarán al lector sin aliento. Uno de los puntos fuertes, y la novela está llena de estos, son los personajes: muy bien desarrollados, cada uno tiene sus motivaciones y pensamientos propios, ninguno de ellos es un personaje plano, incluso los que salen apenas un momento tienen su voz propia. La autora ha sabido dotarlos con características particulares. Hutton, por ejemplo, es un detective honesto que arrastra un pasado con el que lucha constantemente, que no duda nunca en hacer lo que sea necesario para ayudar a la gente; David, por otro lado, es un ser dotado de una inteligencia que solo está al alcance de muy pocos, no dudando en emplear cualquier artimaña que tenga a mano con tal de salirse con la suya; Macu Marrero hace referencias al personaje de Oscar Wilde, Lord Henry Wotton, que algo tienen que ver con la relación entre estos dos personajes. Y estos son dos ejemplos de los muchos que pueblan Red Zone.
Otro punto fuerte de la obra es cómo ha tratado la autora todo lo relacionado con el ejército, cómo ha sabido retratar la parte digamos más oscura de las instancias más altas, y como pueden llegar a manipular todo lo relacionado con la epidemia que se desata en la ciudad de Nueva York y hacer cualquier cosa con tal de que no llegue a salir nada a la luz. Una de las curiosidades de la novela son los términos relacionados con el fútbol americano que hay a lo largo de la historia, que se convierte en una buena metáfora en la trama y da significado al título y  a esa genial portada. Uno de los ejemplos es que el libro está dividido en cuatro partes, como en un partido de fútbol americano, que consta de cuatro cuartos. Cada parte viene acompañada de una ilustración ( realizadas por el ilustrador José Gabriel Espinosa, finalista en los premios de la popular revista Scifiworld), en cuyo pie de página viene un término relacionado con este deporte y con su significado en castellano. Como apunte me gustaría comentar que ya tuve la gran suerte de leerme Red Zone como lector cero, y he podido ver cómo ha ido evolucionado la historia desde el principio, que a lo largo de todo este tiempo ha sufrido diversos cambios hasta llegar a su versión final, que es esta que tenemos en nuestras manos. Solo puedo decir que esta versión de Red Zone es una gran historia, plagada de personajes creíbles, de situaciones llevadas al límite como en una película de acción, donde se llega a ver hasta dónde llega la gente con tal de sobrevivir. La autora ha sabido crear una novela que a mi parecer se sale bastante de la típica historia que suelen tener muchos de los libros de género Z, habiéndola dotado de una base de género policíaco, con sus dosis de thriller, conspiraciones y tejemanejes del gobierno. También, cómo no, con sus dosis de Infectados, todo esto acompañado de su base científica, donde la autora ha sabido crear una novela original dentro del ya muy poblado mercado de género zombi; es muy grato descubrir ( y son muchísimas las novelas que he leído sobre el género) que  de vez en cuando surgen obras como esta, que te sorprenden de una manera tan buena. Una historia recomendada para los seguidores del género Z, y también para todo aquel que desee leer una buena novela en general. Red Zone será un libro que va a dar mucho de que hablar. La particularidad de la autora, es su estilo: repleto de ironía, sarcasmo y dureza; totalmente reconocible por los que ya le seguíamos antes de este título, y que sorprende por ese toque masculino con el que dota a cada una de sus obras.
Un último detalle: Red Zone es la primera novela dentro de la línea Z de la editorial Dolmen escrita y publicada por una autora nacional. 

4 comentarios:

  1. Cuanto más veo la portada más ganas me entran de leerlo ya.... pronto bicos.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya verás como te gustará, Sidrina, es una novela mu adictiva y que te engancha desde la primera página

    ResponderEliminar
  3. La tenga ya en mi lista de compra. En cuanto pueda me la compro y me la leo de un tirón. Por lo que estoy leyendo tiene que ser bastante entretenida y con muchos sustos por en medio.
    http://www.coiros.com/sistema/oportunidad.php?id=10795

    ResponderEliminar
  4. mmmmmm esta muy mala esa novela sinceramente yo la compre entusiasmado y me decepciono no es por mamon o mala leche he leido una gran cantidad de libros sobre el genero y esta es la peor

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y EXPANDIR EL VIRUS